24 de mayo de 2012 / 5:28 / hace 5 años

RESUMEN-UE insta Grecia a seguir en euro, planea posible salida

7 MIN. DE LECTURA

* Funcionarios zona euro piden planes de contingencia en caso salida de Grecia

* Bundesbank dice salida sería "manejable"

* Tradicional pacto franco-alemán enfrenta tensiones

* Francia presiona por nuevos bonos zona euro, Alemania se opone

Por Claire Davenport y Luke Baker

BRUSELAS, 24 mayo (Reuters) - Los líderes de la Unión Europea, asesorados por funcionarios de alto rango para preparar planes de contingencia en caso de que Grecia decida abandonar la moneda única, instaron al país a seguir con las medidas de austeridad y completar las reformas que se le exigen bajo su programa de rescate.

Después de casi seis horas de negociaciones realizadas durante una cena informal, los líderes dijeron que están comprometidos a que Grecia siga en la zona euro, pero que debe apegarse a sus compromisos, una promesa que implica un duro coste para los griegos.

"Queremos que Grecia se quede en el euro, pero insistimos que Grecia se apegue a los compromisos que ha acordado", dijo la canciller alemana, Angela Merkel, a periodistas después de una cumbre informal en Bruselas que se prolongó hasta la noche.

Tres funcionarios dijeron a Reuters que se pidió tener planes preparados en caso de que se acuerde la salida de Grecia, durante una teleconferencia el lunes del Grupo de Trabajo del Eurogrupo, expertos que trabajan para los ministros de finanzas del bloque.

El Ministerio de Finanzas de Grecia negó que exista tan acuerdo, pero el ministro de Finanzas belga, Steven Vanackere, dijo: "Todos los planes de contingencia (sobre Grecia) vuelven a lo mismo: ser responsable como gobierno es prever incluso lo que esperas evitar".

Otros dos funcionarios europeos de alto rango confirmaron el llamamiento y sus contenidos, diciendo que la planificación de contingencia es lo más sensato.

En su informe mensual, el Bundesbank de Alemania dijo que la situación en Grecia es "extremadamente preocupante" y que está poniendo en riesgo cualquier ayuda financiera futura al amenazar con no implementar las reformas acordadas como parte de sus dos rescates.

Dijo que la salida del euro representaría desafíos "considerables, pero manejables" para sus socios europeos, aumentado la presión sobre Atenas para que se apegue a sus dolorosas reformas económicas.

Funcionarios griegos han dicho que sin fondos externos, el país se quedaría sin dinero en dos meses y que aún existe la amenaza de que si se sale de la zona euro, pueda arrastrar a otros estados miembro también.

Un documento visto por Reuters detalló los costes potenciales para los estados miembros individuales de una salida de Grecia y dijo que si eso ocurre, se debería buscar un "divorcio amigable" con la UE y el FMI, los que contribuirían posiblemente con hasta 50.000 millones de euros para facilitar el camino.

Aunque las mentes de los líderes de la UE estarían concentradas frente a esa posibilidad, han surgido desacuerdos sobre un plan para la emisión mutua de bonos de la zona euro y otras medidas para calmar dos años de crisis de deuda, como dar a países como España un año adicional para realizar los recortes a los gastos que se les exigen.

"La idea es poner energía en el motor del crecimiento. Todos los países miembros no comparten necesariamente mis ideas. Pero una cierta cantidad se ha expresado en la misma dirección", dijo el nuevo presidente de Francia, François Hollande, a periodistas.

Por primera vez en más de dos años de cumbres por la crisis, los líderes de Francia y Alemania no se reunieron por anticipado para acordar sus posturas, lo que marca un importante cambio en el eje que tradicionalmente ha liderado la política europea.

En cambio, Hollande se reunió con el primer ministro español, Mariano Rajoy, en París para discutir la política, antes de que ambos viajaran a Bruselas en tren.

A pesar de los temores de que los griegos podrían abrir la puerta de su salida si votan por los partidos que se oponen al rescate financiero en las elecciones del 17 de junio, España, donde la economía está en recesión y el sistema bancario necesita de una reestructuración, está al frente de la crisis.

Después de reunirse con Hollande, Rajoy dijo que no tiene intenciones de buscar ayuda extranjera para los bancos españoles, que están cargados de deuda tóxica de una burbuja inmobiliaria que explotó y aún tiene camino por recorrer antes de tocar fondo.

Pero su Gobierno dijo que el rescate del prestamista Bankia costaría al menos 9.000 millones de euros y también está buscando maneras de ayudar a que las altamente endeudadas comunidades autónomas cumplan con los proyectos de refinanciamiento.

Cambios

El triunfo electoral del socialista Hollande ha cambiado significativamente los términos del debate en Europa, su llamamiento para un mayor énfasis en el crecimiento en lugar de la reducción de la deuda es un grito de unión para otros líderes.

Eso ha generado un enfrentamiento con la conservadora Merkel, cuyo objetivo principal es la austeridad de los presupuestos y las reformas estructurales.

En su primera cumbre de la UE, Hollande escogió plantear la idea de los euros bonos, la emisión común de deuda de la zona euro, a pesar de la permanente oposición de Alemania a la idea. "No estuve solo defendiendo los euros bonos", afirmó.

Merkel no mostró señales de dejar de lado sus objeciones la propuesta, que ha dicho sólo se podría discutir una vez que exista una unión fiscal mucho más estrecha en Europa. "Hubo diferencias en el intercambio sobre euro bonos", dijo tajantemente.

Holanda, Finlandia y otros miembros más pequeños de la zona euro están con ella.

No se tomaron decisiones importantes en la cumbre del miércoles, que tenía como objetivo promover ideas sobre empleos y crecimiento antes de otro encuentro a fines de junio.

Sin embargo, el debate fue intenso, no sólo sobre los bonos euros, sino sobre cómo rescatar a los bancos y si dar más tiempos a los países del bloque con problemas para que cumplan con sus metas de reducción del déficit de presupuesto.

"No nos hemos reunido para enfrentarnos unos con otros (...) pero tenemos que decir lo que pensamos, cuáles son los instrumentos correctos, los métodos correctos, los pasos correctos, las iniciativas correctas para impulsar el crecimiento", declaró Hollande.

Los líderes discutieron amplias medidas para controlar las consecuencias de sanear o reestructurar los malos bancos, dijeron funcionarios de la UE, con el Banco Central Europeo presionado para que el bloque respalde a sus prestamistas en problemas, pero sin que la aprobación de Merkel esté garantizada. (Información adicional de Jan Strupczewski, John O'Donnell, Catherine Bremer y Marine Hass en Bruselas y Julien Toyer en Madrid; Traducido por la Mesa de Santiago; Editado por Iciar Reinlein)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below