CCAA comenzarán desde junio a informar ejecución fiscal: Beteta

lunes 21 de mayo de 2012 12:44 CEST
 

MADRID, 21 may (Reuters) - El Secretario de Estado de Administraciones Públicas dijo el lunes que el proceso de consolidación fiscal de las CCAA entrará en junio en su fase esencial cuando el Gobierno comience a difundir mensualmente la evolución de las cuentas regionales.

"Ahora viene la (fase de) ejecución que es la madre del cordero que, según la Ley de Estabilidad Presupuestaria, es mensual y en términos de contabilidad nacional", dijo Antonio Beteta a periodistas tras un acto celebrado por Business School.

Según Beteta, el Ejecutivo divulgará en junio la evolución de la cuentas de cada una de las CCAA correspondientes al mes de mayo que, de no responder a la senda del objetivo de reducción del déficit hasta el 1,5 por ciento del PIB este año, dará paso a la fase de advertencia, el primer paso hacia la eventual adopción de medidas coercitivas.

Las cuentas de las CCAA, las principales responsables del desvío al alza del déficit público español en 2011, vivieron la semana pasada un nuevo sobresalto cuando Hacienda dijo que estimaba en cuatro décimas una nueva desviación al alza del déficit público en 2011 hasta el 8,9 por ciento del PIB, debido básicamente a las comunidades de Madrid, Valencia y Castilla-León.

Sobre esta materia, Beteta reiteró que este incremento del déficit regional ya estaba incluido en los planes de equilibrio de las CCAA aprobados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado jueves, por lo que no llevará aparejada la adopción de medidas adicionales ni tampoco una revisión del déficit público del 5,3 por ciento previsto para este año.

También relacionado con este tema, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, dijo el lunes que las 17 comunidades autónomas españolas consideran que recortar el déficit es algo prioritario porque el país necesita convencer a los inversores de que puede controlar las cuentas públicas.

Poco después de ganar las elecciones generales en noviembre del año pasado, el Gobierno del Partido Popular estimó una desviación del déficit público en 2011 hasta el 8,51 por ciento del PIB, frente al 6,0 por ciento comprometido por la anterior administración socialista con Bruselas.

Las dudas que ha generado entre los inversores la solvencia del sistema financiero español y la capacidad del país para cumplir con el calendario de consolidación fiscal, que prevé reducir el déficit público hasta el 3,0 por ciento del PIB en 2013, ha llevado a una escalada de la prima de riesgo española hasta niveles próximos a los 500 puntos básicos. (Información de Manuel María Ruiz; editado por Carlos Ruano)