Técnicos de Hacienda estudian denunciar a BCE por pasividad

jueves 17 de mayo de 2012 14:15 CEST
 

MADRID, 17 may (Reuters) - Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) dijeron el jueves que estudian denunciar ante Bruselas al Banco Central Europeo (BCE) por no introducir medidas que reduzcan la prima de riesgo española, en un momento de máxima presión sobre España por temores sobre su banca y el contagio de una eventual salida de Grecia del euro.

"(...) esta falta de compromiso (del BCE) contribuye a aumentar el coste financiero de los ciudadanos y empresas españolas, lo que perjudica la recuperación y la competitividad de nuestra economía", dijeron los técnicos, añadiendo que según sus cálculos la emisión de deuda pública del Tesoro este jueves ha supuesto un sobrecoste anual de 49,3 millones de euros.

El mismo jueves, el secretario de estado de economía español, Fernando Jiménez Latorre, pidió al BCE que actue para rebajar la presión a la que está sometida España en los mercados internacionales de deuda.

En las últimas nueve semanas el BCE prácticamente no ha hecho uso del SMP (programa de compras de bonos en el mercado secundario por sus siglas en inglés), pese a las presiones de varios miembros de la eurozona y las declaraciones de dirigentes del banco central afirmando que aún sigue vigente.

La falta de logros del programa y los efectos negativos en el funcionamiento del mercado de bonos y en la reputación de la institución habrían sido los motivos para no reactivarlo.

El BCE también ofreció, en diciembre y febrero, dos megasubastas de liquidez barata para la banca, que sirvieron para reducir los costes de la deuda periférica europea, pero con un efecto ya mitigado y dudas sobre si se volverán a realizar este tipo de operaciones.

Ante el fracaso de estas medidas para revertir la situación, GESTHA pide que se modifique el mandato del BCE, cuya única misión es vigilar la inflación.

"Gestha insta a las autoridades europeas a modificar de manera urgente los estatutos del Banco Central Europeo para que pueda adquirir deuda pública de los Estados miembros en el mercado primario, lo que rebajaría de manera directa su precio de emisión, algo muy necesario en las circunstancias actuales", dijeron en una nota de prensa.

"Esta opción permitiría aprovechar los recursos disponibles de manera más efectiva que en el mercado secundario, (...)", dijo.

Además, GESTHA solicita que el BCE adopte medidas para frenar la especulación en los mercados de deuda, mayor transparencia y restricciones a las agencias de calificación, la creación de una agencia de calificación europea, y la prohibición de operaciones en corto sobre deuda pública y títulos financieros "y estratégicos".

Las operaciones en corto o vendedoras sobre valores financieros ya estuvieron prohibidas en la segunda parte de 2011, con "unos efectos muy positivos", dice GESTHA. (Información de Tomás Cobos; editado por Andrés González)