La decisión del BCE sobre la banca griega golpea al euro

jueves 17 de mayo de 2012 08:22 CEST
 

Por Andreas Framke y Harry Papachristou

FRANCFORT / ATENAS, 17 mayo (Reuters) - El Banco Central Europeo dejó de ofrecer liquidez a algunos bancos griegos que no considera solventes, y la preocupación internacional sobre la zona euro subió después de que Atenas convocara nuevas elecciones que serían ganadas por partidos que se oponen a las medidas de austeridad.

El temor a que Atenas esté a punto de salir de la zona euro -lo que causaría una renovada crisis financiera- ha sacudido los mercados globales y alarmado a los líderes mundiales, por lo que Grecia figuraría en un lugar prioritario en la agenda de la cumbre del G-8 esta semana.

El riesgo de contagio a las grandes economías europeas vulnerables por un fuerte endeudamiento o a bancos debilitados ha hecho caer en picado a las acciones y materias primas, y llevado al euro a mínimos en lo que va del año.

"La cuestión de fondo no será Grecia, sino España e Italia", dijo el miércoles el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick. Si Grecia deja la zona euro, el efecto dominó podría ser muy perjudicial y guardar semejanza con el colapso de Lehman Brothers en 2008, que sembró el pánico en los mercados financieros globales.

Enfatizando la fragilidad del sistema bancario griego, el BCE dijo el miércoles que dejó de suministrar liquidez a algunos prestamistas porque su capital estaba demasiado reducido, confirmando una información previa de Reuters.

"Debido a que no había una recapitalización, el BCE detuvo las operaciones de política monetaria", dijo una fuente del banco a Reuters, que pidió no ser identificada.

Eso significa que los bancos afectados ya no pueden ofrecer activos al BCE como garantía para préstamos, y que tendrán que buscar una financiación de emergencia más costosa del Banco de Grecia.

No estaba claro de inmediato qué bancos, o cuántos de ellos, se vieron afectados. Una persona familiarizada con el asunto dijo que el capital de cuatro bancos griegos era tan bajo que estaban operando con patrimonio negativo.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, advirtió de consecuencias "extremadamente costosas" si Grecia abandona la zona euro, una posibilidad alguna vez tabú que los líderes europeos han comenzado a discutir abiertamente.

Haciéndose eco de los comentarios de Zoellick, Lagarde dijo a la televisión holandesa que una salida de la zona euro "sería extremadamente cara y dura, y no sólo para Grecia". (Información adicional de Annika Breidthardt en Berlín, Lefteris Papadimas, Ingrid Melander, George Georgiopoulos y Tagaris Karolina en Atenas, Stella Dawson en Washington y John O'Donnell y Luke Baker en Bruselas, escrito por Alex Richardson. Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)