ANÁLISIS-España afronta corrosión, no colapso por crisis euro

lunes 14 de mayo de 2012 16:13 CEST
 

* Crecen tensiones políticas, sociales, mientras austeridad va para largo

* Más avances en reequilibrio exterior que recortes de déficit

* La crisis impulsa el independentismo catalán

Por Alan Wheatley

BARCELONA, 14 may (Reuters) - Los estudiantes protestan en elegantes avenidas de Barcelona, los salarios del sector público sufren su segundo recorte en tres años y crece el resentimiento contra el Gobierno central y los beneficiarios de los rescates bancarios.

Éstas son las repercusiones diarias de la crisis de deuda de la zona euro. Como el resto de España, Barcelona tiene por delante varios años difíciles mientras el país se adapta a vivir dentro de sus posibilidades tras la explosión de una burbuja inmobiliaria financiada con deuda que ha puesto de rodillas a gran parte del sector bancario.

Sin embargo, a no ser que las proyecciones más pesimistas del coste de rescatar a los bancos demuestren ser acertadas, todo indica que España se enfrenta a una corrosión, no a un hundimiento.

Grecia se arriesga repentinamente al riesgo de no poder pagar importaciones vitales si no puede formar un nuevo Gobierno que se atenga a las cláusulas de un rescate internacional. Pero España es más representativa de la generalmente insidiosa y desmoralizadora naturaleza de la crisis: la austeridad está minando la confianza en políticos de toda la zona euro y deshilachando el tejido social a medida que se comparten las facturas de años de mala gestión económica.

"El problema es social ¿Qué vamos a hacer cuando tenemos un paro del 25 por ciento? Es dramático", dijo Joan Ramon Rovira, jefe de estudios económicos en la Cámara de Comercio de Barcelona.   Continuación...