13 de mayo de 2012 / 17:22 / hace 5 años

Santander cifra en 2.700 mlns impacto de nueva reforma

MADRID, 13 may (Reuters) - Banco Santander no ve problemas para cubrir los nuevos saneamientos financieros que exige al sector bancario el Gobierno español con el fin de limpiar el riesgo inmobiliario que acumula y recuperar la confianza de los mercados, y cifró el impacto en 2.700 millones de euros.

"Estas provisiones y los 2.300 millones pendientes de dotar del Real Decreto de febrero suman un importe de 5.000 millones de euros antes de impuestos, que quedará íntegramente absorbido en la cuenta de resultados de 2012", dijo la entidad.

Según dijo el mayor banco español, el impacto neto de impuestos en resultados de la aplicación de los decretos de febrero y mayo será de 2.900 millones, tras dotar 900 millones de euros con las plusvalías de la venta de Santander Colombia.

"Estos saneamientos no tendrán impacto en los actuales ratios de capital y Banco Santander mantiene su compromiso de retribuir a sus accionistas con 0,60 euros por acción en relación con el ejercicio 2012", dijo.

Las medidas presentadas por el Ejecutivo el viernes incluyen unas provisiones adicionales de 30.000 millones sobre el crédito inmobiliario "sano", que se suman a los alrededor de 54.000 millones de euros que las entidades ya tenían que provisionar por los activos considerados tóxicos (adjudicados y créditos dudosos y subestándar) en virtud de la reforma financiera aprobada en febrero. .

Las entidades que no puedan cumplir por sí solas o con fusiones con las nuevas demandas de provisiones tendrán que pedir ayudas públicas, ya sea mediante créditos o inyecciones directas de capital.

Gran parte de la prensa destaca este fin de semana que los nuevos saneamientos dejarán en pérdidas a un gran número de entidades, que por lo tanto tendrán que pedir ayudas públicas, y El País señala que Bankia y Caixabank serán las dos entidades que necesiten más provisiones, seguidos de Santander.

Este diario opina que Santander, BBVA y Caixa no tendrán problemas para cumplir, al igual que Bankinter, las cajas vascas y Sabadell, mientras que el resto del sector podría tener problemas para sobrevivir en solitario.

Entre otros bancos que comunicaron el fin de semana sus necesidades adicionales de provisionamiento, Banesto , controlado por Santander, dijo que en su caso ascienden a la cantidad de 600 millones de euros netos de impuestos y que prevé cumplir este año.

NGC Banco -entidad resultado de la fusión de dos cajas gallegas que está en manos del Estado- estimó las nuevas dotaciones en 1.109 millones y dijo que "minorarán los resultados del ejercicio en 776 millones de euros".

La entidad señaló que, aunque prevé que las necesidades adicionales de provisiones sean cubiertas con su plan actual de continuar en solitario, no descarta que "pueda valorarse la incorporación de otras alternativas de acuerdo con las autoridades supervisoras".

Unicaja, por su parte, estima las dotaciones en 281 millones de euros netos, y señala que las exigencias conjuntas del grupo formado por Unicaja y Banco Ceiss (fruto de la unión de Caja España y Caja Duero) ascienden a 888 millones de euros, sin prever recurrir a fondos públicos. (Información de Tomás Cobos; editado por Tracy Rucinski)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below