9 de mayo de 2012 / 21:28 / hace 5 años

ACTUALIZA 1-Estado España toma control Bankia, inyectará capital

(Añade detalles, contexto)

Por Tomás Cobos y Andrés González

MADRID, 9 may (Reuters) - El Estado español tomará una participación mayoritaria en el capital del grupo BFA-Bankia con el fin de sanear la entidad y recuperar la confianza de los mercados, al tiempo que aportará todo el capital necesario para limpiar la entidad de activos tóxicos, confirmaron en la noche del miércoles el Banco de España y el Ministerio de Economía en escuetos comunicados

La entrada en el capital se realizará mediante la conversión de préstamos que dio el Estado a la matriz BFA utilizando títulos suscritos por el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) por valor de 4.465 millones de euros que se convertirán en acciones ordinarias de BFA, lo que dará al FROB el control indirecto de un 45 por ciento del capital la filial Bankia, dijo el Ministerio de Economía.

El Banco de España dijo que Bankia deberá presentar cuanto antes un nuevo plan de saneamiento y quiso tranquilizar a los depositantes indicando que "es una entidad solvente que sigue funcionando con absoluta normalidad y sus clientes y depositantes no han de tener motivo de preocupación".

Además, aunque no hace referencia a inyecciones de capital futuras sí reconoce abiertamente que el Estado "aportará sea estrictamente necesario para realizar los saneamientos precisos" para los planes que habrá de presentar el equipo directivo capitaneado por el flamante presidente José Ignacio Gorigolzarri, que sustituyó a Rodrigo Rato tras una fulminante dimisión que hizo saltar las alarmas de los mercados.

En los últimos días en el mercado se ha especulado con la posibilidad de que, al margen de inyecciones de capital directas, el rescate del grupo se apoyara también en una ayuda del Estado mediante bonos convertibles contingentes, los denominados CoCos (obligaciones convertibles en capital ante determinadas contingencias).

Pese a reconocer la toma de control público, el Gobierno insistió en que la operación "no supone la intervención" de la entidad. Al margen de la ayuda pública posterior, de facto, la operación valora preliminarmente BFA en 4.465 millones de euros ya que el Estado canjeará el crédito por este importe por el 100 por ciento del capital.

En los comunicados hechos públicos no se especifica método de valoración de la matriz - formada por la integración de Caja Madrid, Bancaja, Caja Canarias, Caja de Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja-, que tiene más activos de los englobados en Bankia.

BFA aclaró que para llevar a cabo la operación realizará una ampliación de capital con el fin de convertir los títulos en manos del FROB.

A precios actuales de mercado, Bankia, controlada por BFA al 45 por ciento, capitaliza unos 4.250 millones.

En abril de 2011 BFA aprobó un proyecto de segregación por el cual transmitía a Bankia todo el negocio bancario, las participaciones asociadas al negocio financiero y el resto de activos y pasivos que BFA recibió de las cajas.

BFA mantiene la titularidad de una serie de activos y pasivos como el suelo adjudicado, la financiación de suelos en situación dudosa y subestándar, algunas participaciones societarias, las participaciones preferentes suscritas por el FROB y determinadas emisiones de instrumentos financieros.

UNA LARGA AGONÍA

Ante las persistentes dudas sobre la salud del sector financiero español, muy dañado por el estallido de la burbuja inmobiliaria, el Gobierno español tiene previsto aprobar en el consejo de ministros del próximo viernes un nuevo endurecimiento de las provisiones de activos de los bancos expuestos al sector inmobiliario que obligará a las entidades a engrosar el colchón en unos 35.000 millones de euros, adicionales a los saneamientos requeridos en la reforma bancaria aprobada en febrero.

Desde el inicio de la crisis y pese al mantra repetido durante años por las autoridades españolas sobre las bondades de la banca nacional en un contexto de debacle financiera internacional, el Gobierno ha tenido que intervenir, aparte de BFA-Bankia, cinco entidades -CCM, Cajasur, CAM y Banco de Valencia - y nacionalizar otras tres -Unnim, CatalunyaCaixa (CX) y Novacaixagalicia (NCG).

Precisamente la necesidad de sufragar el coste de las subastas pendientes (Banco de Valencia, CX y NCG) es una de las razones que llevan a inversores y analistas a pensar que los actuales fondos del FGD serán insuficientes, incluso en el caso de que fueran las únicas operaciones que necesiten aportaciones externas.

Para atajar los agujeros en las entidades, el Estado ha comprometido hasta el momento -sin incluir BFA-Bankia- entre préstamos y capital unos 15.000 millones de euros en la reestructuración de la banca. Como parte de la reciente reforma financiera y para apoyar la concentración en el sector, el Gobierno incrementó la capacidad del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a 15.000 millones de euros desde los 9.000 millones de euros anteriores. (Información adicional de Carlos Ruano y Jesús Aguado; Editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below