Bolsa española contiene su repunte tras dato de EEUU

viernes 4 de mayo de 2012 17:55 CEST
 

MADRID, 4 may (Reuters) - La bolsa española acabó la sesión del viernes con alzas gracias al rebote de la banca, pero lejos de los máximos del día, ante un informe de empleo peor de lo previsto en Estados Unidos y unas persistentes dudas en la eurozona que instaban a la prudencia de cara al fin de semana.

"Hemos tenido un lógico comportamiento mejor tras el mayor castigo de días pasados, pero al final el tirón bajista de Wall Street y el resto de plazas han hecho que perdamos gas", dijo un agente bursátil.

"En cualquier caso estamos hablando de volúmenes bajos sin clientes finales, como viene siendo la regla en los últimos años", añadió.

Según cifras del Departamento del Trabajo de EEUU, la economía del país creó 115.000 puestos de trabajo el mes pasado, menos que los 170.000 que anticipaban los analistas. No obstante, la tasa de desempleo bajó a un 8,1 por ciento desde un 8,2 por ciento.

Durante gran parte de la sesión el mercado español se movió en sentido opuesto al del resto de plazas internacionales, impulsado por la fortaleza del sector bancario, que se recuperaba tras los fuertes castigos recientes, y en un contexto de contratación intradía que fomentaba la volatilidad.

En Europa la inquietud por la crisis de deuda no remitía, alentada además por dos cruciales procesos electorales en Grecia y Francia, además de sondeos que indicaron que la economía de la zona euro empeoró considerablemente en abril, lo que contrasta con la perspectiva de una recuperación gradual augurada esta semana por el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi.

Los índices de gerentes de compra (PMI por su sigla en inglés) del viernes, que cubren principalmente el sector de servicios, sugirieron que la recesión en la unión monetaria de Europa podría extenderse hasta mediados de año y ser más profunda que lo anticipado.

En este panorama de incertidumbres, España aún seguía en el punto de mira ante la inquietud por una economía en recesión, unos difíciles objetivos fiscales y un sistema financiero que no recupera la confianza de los inversores.

"Seguimos esperando para ver qué forma tendrán finalmente las sociedades de liquidación y si van a servir para alejar el temor de un rescate", dijo un operador en Madrid.   Continuación...