23 de abril de 2012 / 16:03 / hace 5 años

Ibex-35 cierra con caída de 3%, lastrada por Holanda y Francia

MADRID, 23 abr (Reuters) - El Ibex-35 cerró el lunes con una bajada del 2,76 por ciento, siguiendo la tendencia de las principales plazas europeas tras el resultado de la primera vuelta de las elecciones en Francia, a lo que se sumaba la preocupación por la crisis de gobierno de Holanda y la confirmación del abultado déficit español de 2011.

“Aumenta la incertidumbre por la crisis de gobierno en Holanda (...) Las elecciones francesas con casi victoria de (el candidato socialista, François) Hollande da más incertidumbre (...) La caída generalizada no es sólo por España”, dijo Jorge Abad, gestor de fondos de Renta 4.

Al temor desatado entre los inversores por una eventual relajación de las políticas fiscales europeas tras la victoria provisional del candidato socialista en las presidenciales francesas, se sumaba la constatación de que la economía doméstica entró en recesión entre enero y marzo de este año, según pronósticos del Banco de España.

El candidato socialista galo, François Hollande, prometió impulsar el crecimiento en caso de alcanzar la presidencia del país - cuya segunda ronda se celebra el 6 de mayo - provocando preocupaciones en los mercados, muy centrados ahora en los esfuerzos para reducir los déficit públicos de la zona del euro.

A la preocupación por la situación política en Francia se añadió la crisis de gobierno en Holanda, donde su primer ministro, Mark Rutte, presentó la dimisión de su Gobierno después de un desacuerdo político en torno a recortes presupuestarios para reducir el déficit público.

La bajada de las bolsas estuvo acompañada de un repunte en las primas de riesgo de la periferia de la eurozona, con el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán escalando unos 10 puntos básicos hasta los 447 puntos.

En este contexto, el Ibex 35 cerró con un descenso del 2,76 por ciento a 6.846,6 puntos, en niveles mínimos de cierre desde hace varios años, mientras el selectivo paneuropeo FTSEurofirst cedió un 2,39 por ciento.

En este clima desfavorable, prácticamente todos los valores del Ibex cotizaron con caídas, las que fueron particularmente intensas en ACS y Sacyr, ante la preocupación de los inversores por sus elevados niveles de deuda, exacerbada con los episodios de la semana pasada relativos a la expropiación de YPF, hasta entonces filial de Repsol -participada por Sacyr- y con la venta de una participación de ACS en Ibedrola.

Los títulos de la petrolera española cayeron casi un 6 por ciento y los de Sacyr-Vallehermoso, con una participación del 10 por ciento en Repsol, se desplomaron un 12,45 por ciento.

ACS cerró con un descenso del 10 por ciento, mientras que, en el mismo sector, FCC perdió un 7,18 por ciento.

Las acciones de Iberdrola cedieron un 2,78 por ciento entre los continuados temores por los costes asociados al proceso de desapalancamiento de las empresas españolas.

Los bancos también se vieron afectados por el pesimismo inversor. Santander y BBVA perdieron un 1,54 y un 1,92 por ciento, respectivamente, mientras persisten las especulaciones sobre la posibilidad de que España necesite ayuda externa para recapitalizar su sistema bancario.

Otros valores del sector financiero también se sumaron a los descensos. Popular, Sabadell y Bankinter perdieron entre un 2,37 y un 3,36 por ciento.

Telefónica, el valor de mayor ponderación bursátil, retrocedió un 2,76 por ciento, mientras que Inditex cayó un 2,08 por ciento. (Información de Rodrigo de Miguel; editado por Feliciano Tisera)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below