Isolux desiste de plan para salir a bolsa en Brasil

jueves 15 de marzo de 2012 20:14 CET
 

SAO PAULO, 15 mar (Reuters) - El grupo español de construcción y energía Isolux Corsán ha desistido de sus planes para salir a bolsa en Brasil, un nuevo síntoma de que flaquea la demanda de estas operaciones en la principal economía de Latinoamérica.

Según información encontrada en el sitio web del regulador brasileño CVM, Isolux Infrastructure, la filial local de Isolux Corsán, abandonó la oferta.

El grupo, que recientemente se comprometió a invertir unos 3.000 millones de dólares en Brasil hasta 2014, opera contratos de autopistas de peaje, proyectos de energía solar y líneas de transmisión en aquel país.

"Dada la falta de visibilidad de mercado para la oferta en el corto plazo, la compañía decidió esperar a una mejor oportunidad para acudir a los mercados", dijo Isolux Infrastructure en un comunicado, añadiendo que no se descarta por completo la idea de una salida a bolsa.

En agosto, Isolux dijo que estudiaba colocar en la bolsa brasileña su filial de infraestructuras para financiar el crecimiento del negocio, registrando el folleto en el regulador brasileño.

Isolux Infrastructure es la tercera compañía que abandona sus planes para salir a bolsa en Brasil en un mes. Credit Suisse Group y Santander Global Banking & Markets eran los coordinadores de la oferta.

Brasil Travel Turismo pidió a los reguladores cancelar su intención de cotizar el 9 de febrero, tras no lograr suficiente demanda. La compañía tuvo que rebajar el precio dos veces durante el proceso.

La agencia de Turismo CVC, controlada por Carlyle Group , también echó marcha atrás en sus intenciones de vender acciones este mes.

La fallida ejecución de estas ofertas apunta a que los inversores, que el pasado año se mantuvieron alejados de este tipo de operaciones al empeorar la crisis de deuda en Europa, seguirán rechazando a empresas con gran ambición pero con un insuficiente historial, poca visibilidad de resultados o que sean vulnerables a una caída.

La operación habría ayudado a Isolux Infrastructure a financiar proyectos nuevos y actuales de autopistas y transmisión en Brasil, y en menor escala en México y Perú. (Información de Guillermo Parra-Bernal; Editado por Tim Dobbyn y Matthew Lewis, traducido por Rodrigo de Miguel)