ACTUALIZA 2-Santander y Bankinter firman código buenas prácticas

miércoles 14 de marzo de 2012 20:01 CET
 

(Agrega adhesión de NovaCaixaGalicia)

MADRID, 14 mar (Reuters) - Banco Santander y Bankinter anunciaron el miércoles su adhesión al código de buenas prácticas aprobado por el Gobierno el viernes pasado y que contempla en última instancia la dación en pago para clientes que no puedan afrontar los créditos hipotecarios en determinados supuestos.

A última hora del miércoles también comunicó su suscripción del código el banco gallego NovaCaixaGalicia (NCG), entidad que está en manos del Estado a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

La normativa, publicada el pasado sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), establece la adhesión voluntaria de las entidades financieras al código, que tiene como objetivo aliviar la situación económica y social de las familias que se encuentran dentro del denominado umbral de exclusión.

De hecho, la patronal bancaria española (AEB) advirtió el mismo viernes al Ejecutivo de que las entidades ya estaban asumiendo "funciones contra la exclusión que corresponden a las administraciones públicas", en lo que fue entendido como una crítica a la norma, que a pesar de ser voluntaria, se convierte en obligatoria una vez que las entidades se adhieren a la misma.

La mayoría de las entidades bancarias consultadas por Reuters tras la aprobación de la normativa en Consejo de Ministros habían dicho que estudiarían el código y no quisieron confirmar si lo suscribirán.

Santander explicó el miércoles que, adicionalmente al código, mantiene una iniciativa que lanzó a finales de julio del año pasado consistente en otorgar una moratoria del pago de capital durante tres años, sin modificar las condiciones financieras y permitiendo el alargamiento del plazo, a aquellas familias que hayan visto reducidos sus ingresos o en las que uno de los miembros esté en paro.

Por su parte, Bankinter explicó que su adhesión voluntaria suponía un paso más en el camino iniciado el pasado verano de proponer, analizar e implementar fórmulas que atendieran las necesidades sociales y que sirvan para mitigar el impacto que las ejecuciones hipotecarias puedan tener sobre sus clientes.

El plan aprobado por el Gobierno contempla como primera medida un plan de reestructuración de la deuda del cliente, en segunda instancia ofrece una quita de la misma y en último lugar la dación en pago o la entrega de la vivienda para saldar la deuda.   Continuación...