ENFOQUE-Un pueblo reivindica trofeo al más endeudado de España

miércoles 14 de marzo de 2012 13:06 CET
 

Por Blanca Rodríguez Piedra y Catherine MacDonald

MADRID, 14 mar (Reuters) - Con unos 250 habitantes censados, el pequeño pueblo zamorano de Peleas de Abajo, situado en una región del noroeste de España conocida por su vino, reivindica no sin cierta vergüenza ser el ayuntamiento más endeudado del país en relación a su población.

Con una deuda total de 4,6 millones de euros - que equivale a unos 19.000 euros por habitante, diez veces la cifra atribuida a Madrid -, el pueblo tardaría 500 años en pagar todo lo que debe, algo que su alcalde, Félix Roncero, reconoce no podrá hacer jamás.

"No hay nadie que nos supere (en deuda), estamos a la cabeza pero por mucha diferencia", dijo a Reuters el regidor en una entrevista, admitiendo que es "un poco humillante" salir en los medios de comunicación por liderar un ránking que no existe como tal en las estadísticas oficiales.

Tras ser considerado hace 50 años la "Alemania de la región" por sus explotaciones agrarias punteras, a las que iban a trabajar vecinos de los alrededores, Peleas de Abajo ha pasado a convertirse en una especie de "Grecia española", cuya única posibilidad de salir del agujero y no desaparecer como pueblo es que sus acreedores acepten una quita de un 85 por ciento.

Roncero atribuyó la quiebra de su ayuntamiento a más de tres décadas de mala gestión por parte de sus antecesores y asegura que la crisis destapó los años en los que habían estado viviendo por encima de sus posibilidades sin pagar ni a bancos ni a proveedores .

"( Había) grandes fiestas, obras, se contrataba a la gente en el paro con unas subvenciones de la Junta de Castilla y León () (y) claro, después de la crisis, aquí no entra dinero ninguno", explicó Roncero, señalando que ningún proveedor quería tratar ahora con el ayuntamiento por su fama de mal pagador.

Los niveles de deuda de las comunidades autónomas y corporaciones locales españolas se han disparado después de años de dinero fácil generado principalmente por un 'boom' de la construcción que vio llegar dinero a espuertas mediante recalificaciones y la venta de terrenos a promotores inmobiliarios.

Tras la brutal caída de la actividad de la construcción con el inicio de la crisis económica en 2008, las administraciones locales y autonómicas están sufriendo para pagar las facturas, acumulando grandes deudas a proveedores y servicios como limpieza o jardinería.   Continuación...