Gobierno español apoya a Repsol en disputa argentina -Fuentes

jueves 1 de marzo de 2012 11:28 CET
 

MADRID, 1 mar (Reuters) - El Gobierno español ha salido en defensa de Repsol ante las continuadas presiones del Ejecutivo argentino, que acusa a la petrolera española de no cumplir sus compromisos de inversión y producción en el país con amenazas más o menos veladas de intervención o nacionalización.

Dos fuentes con conocimiento de la situación confirmaron que el ministro de Industria español, José Manuel Soria, viajó a Buenos Aires para reunirse con miembros del Gobierno argentino y tratar de limar asperezas en vísperas de una intervención de la presidenta Cristina Fernández en la apertura del año legislativo prevista para el jueves en la que se teme que podría hacer referencia al conflicto.

"El ministro ha estado en Buenos Aires entre el martes (viajó el lunes de madrugada) y el miércoles y se ha reunido con su homólogo y otros miembros del Gobierno argentino para tratar de calmar los ánimos", dijo una de las fuentes mientras que una portavoz del Ministerio no confirmó el viaje.

El viaje de Soria coincide con el del presidente de Repsol, Antonio Brufau, que se encuentra actualmente en el país sudamericano con el mismo objetivo. El diario El País llega a afirmar en su edición del jueves que el Rey de España habría hablado por teléfono esta semana con la presidenta argentina para tratar de mediar en el conflicto, aunque este extremo no pudo ser confirmado.

El conflicto se disparó a principios de febrero, cuando el Gobierno argentino lanzó un duro ataque contra las petroleras que operan en el país forzándoles a alcanzar la plena producción y suspendiendo los incentivos fiscales.

Poco después, Argentina anunció la prohibición a YPF de operaciones de exportación/importación por una deuda fiscal de ocho millones de euros.

Repsol elevó recientemente la estimación de recursos del yacimiento de Vaca Muerta en Patagonia y anunció que el proyecto, que podría duplicar la producción del país en diez años, exige inversiones de 25.000 millones de dólares anuales para toda la comarca.

Tras varias reuniones entre el presidente de Repsol y algunos ministros argentinos y una aparente "calma chicha", el Gobierno argentino volvió a elevar la temperatura la semana pasada amenazando con acciones legales después de que YPF negase la entrada a una reunión de su consejo a cuatro miembros del Gobierno argumentando que sólo uno de ellos es consejero de la sociedad.

Desde principios de año, la acción de Repsol ha bajado de precio casi un 18 por ciento. (Información de Carlos Ruano; editado por Tomás Cobos)