29 de febrero de 2012 / 11:49 / hace 5 años

ACTUALIZA 2-BCE adjudica 530.000 mln euros a 3 años

7 MIN. DE LECTURA

* Bancos toman cantidad ligeramente superior en segunda subasta

* Un total de 800 bancos en Europa acuden a la financiación

* Responsables BCE quieren que segunda operación sea la última (Agrega detalles de algunos bancos españoles)

Por Paul Carrel

FRANCFORT, 29 feb (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) adjudicó el miércoles 529.531 millones de euros en una operación de liquidez a tres años, una cifra levemente mayor a la esperada que apuntala las esperanzas de que fluya más crédito a las empresas y de que siga cayendo el coste del endeudamiento de los gobiernos de la zona euro.

Un total de 800 bancos pidieron prestado dinero en la subasta de inyección. La demanda excedió los 500.000 millones esperados por los analistas consultados por Reuters y superó también los 489.000 millones adjudicados en la primera operación de este tipo realizada a finales de diciembre.

"Esto aumentará bastante el nivel de liquidez, lo que en definitiva es positivo o muy positivo para las operaciones de riesgo", dijo el analista Luca Cazzulani de Unicredit.

El euro subió en un primer momento frente al dólar pero después moderó su alza, mientras que las acciones experimentaron pocos cambios tras la operación.

Los préstamos a tres años representan un nuevo intento del BCE por contener la crisis de deuda en la zona euro. El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo tras la primera operación que se había evitado un "gran, gran racionamiento del crédito".

Los bancos usaron gran parte de los 489.000 millones de euros que les prestaron en la primera operación para cubrir vencimientos de deuda. Draghi los ha exhortado a prestar los fondos que soliciten en la operación del miércoles a los hogares y a las empresas, ayudando a fortalecer el crecimiento económico.

Las operaciones de financiación a largo plazo han absorbido gran parte del impacto de la crisis de la zona euro y han dado tiempo a los gobiernos para elaborar políticas sostenibles de crecimiento y presupuesto para los países afectados en la periferia del bloque.

El BCE espera que esta financiación tenga varios efectos positivos, como aumentar la confianza en los bancos, reducir la amenaza de un racionamiento del crédito y tentar a los bancos a comprar deuda soberana de Italia y España.

Distintas fuentes dijeron a Reuters que el BCE quiere que esta operación sea la última, ya que teme que los bancos se vuelvan adictos a sus fondos y aspira a que la responsabilidad de combatir la crisis recaiga nuevamente sobre los gobiernos.

Algunos responsables de política monetaria de bancos centrales de la Unión Europea consideran las operaciones de refinanciación a largo plazo del BCE simplemente están contribuyendo a enmascarar problemas de aquellos países periféricos de la UE golpeados especialmente por la crisis económico.

"La idea que las operaciones a largo plazo han contribuido incrementar el flujo de financiación a pequeñas empresas en la zona del euro es un mito", dijo el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, ante un comité parlamentario en Londres.

"Lo que ha hecho esta subasta es proporcionar una fuente de financiación a bancos en particular de países miembros del sur de la eurozona que estaban experimentando una fuga de depósitos, posibilitándoles precisamente a financiar la retirada de estos fondos", agregó.

Gran Demanda De Banca periférica

En el mercado se da por descontado que tanto la banca española como la italiana habrán acudido de forma masiva a esta subasta que, entre otros factores, ha contribuido a bajar la prima de riesgo de la deuda italiana y española desde la primera subasta de diciembre.

Entre las entidades españolas que habrían acudido de forma masiva a la subasta de liquidez del BCE se encuentran aquellas que tienen una calificación inferior a la del Estado (o entidades de menor tamaño) que aprovecharán los recientes avales otorgados por 42.135 millones de euros por parte del Gobierno a 12 cajas y bancos.

"Es posible que hayan acudido en su conjunto bastantes más bancos españoles a esta subasta del BCE, teniendo en cuenta que hemos estado generando específicamente colateral para acudir a la ventanilla de descuento", dijo un director financiero de una entidad española que participó este miércoles en la operación de financiación de la autoridad monetaria europea.

En la anterior subasta, a las entidades españolas les adjudicaron algo más de 100.000 millones de euros, una cantidad que como mínimo se habrá repetido, señaló una fuente bancaria.

Una fuente de un banco italiano dijo que las entidades italianas habría tomado una cantidad similar a los 116.000 millones de la subasta de diciembre.

Por entidades, en España el BBVA, que en la pasada subasta pidió 11.000 millones de euros, adelantó este fin de semana que solicitaría una cantidad similar.

Bankia, que contaba con emisiones avaladas por 15.000 millones para acudir al BCE, no quiso hacer comentarios, ni tampoco Santander.

Otras fuentes financieras señalaron que Sabadell se habría adjudicado en torno a 6.000 millones y que otros 5.000 millones de euros le habrían correspondido a Banco CAM.

Banco Popular, que en la anterior subasta captó 8.500 millones de euros, no quiso facilitar ningún cifra.

Por su parte, Banca Cívica desveló este miércoles que tomó prestados 6.100 millones en la subasta de hoy, cantidad a lo que se sumaron los 3.700 millones de la de diciembre.

El copresidente de Cívica se mostró además optimista respecto a que esta inyección de liquidez pudiera contribuir a impulsar la reactivación del crédito y reconoció que destinaría parte de esta liquidez en invertir en deuda pública española.

Los fondos del BCE permiten a los bancos captar dinero al 1,0 por ciento y obtener en cambio una rentabilidad muy superior con los títulos de deuda pública mediante el procedimiento de "carry trade".

"Con esta entrada de liquidez el sector activará el préstamo", agregó.

Subasta Del Tesoro español

Operadores señalaron que tras la inyección de dinero fresco del BCE, el mercado espera que el Tesoro Público español disfrute este jueves de una fuerte demanda de papel en las subastas de bonos a tres, cuatro y cinco años.

"La inyección del BCE, unido a que se están tomando medidas en la zona del euro como la del segundo paquete de rescate a Grecia, hacen de este un buen momento para las subastas", dijo Estefanía Ponte, economista de Cortal Consors.

La tesorería pública estatal fijo un importe máximo total para estas emisiones de 4.500 millones de euros. (Información adicional de Sakari Suoninen, Marc Jones, Eva Kuehnen, Arno Schuetze y Jesús Aguado, editado por Mike Peacock en inglés y por Manuel María Ruiz en español)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below