S&P baja el rating Comunidad Valenciana a grado especulativo

martes 28 de febrero de 2012 18:24 CET
 

MADRID, 28 feb (Reuters) - La agencia de calificación de crédito Standard & Poor's dio un duro golpe el martes a la Comunidad Autónoma de Valencia al rebajar en dos escalones el rating de la región hasta la zona considerada de riesgo especulativo y amenazando con más rebajas.

"Pensamos que la Comunidad Autónoma de Valencia tiene un perfil crediticio debilitado, con altos déficit fiscales, una alta carga de deuda, y acceso limitado a la financiación externa más allá de la asistencia financiera del Reino de España", dijo S&P tras anunciar que el rating a largo plazo se situaba en "BB" desde una calificación anterior de "BBB-".

En los criterios de S&P la calificación "BBB-" es considerada la última con grado de inversión o "investment grade".

"Pensamos que el deteriorado perfil de crédito individual de Valencia sólo puede ser compatible con un rating en grado de inversión si el apoyo extraordinario del gobierno es explícito y transparente, y deja poco margen a la interpretación en relación con los importes, la puntualidad y las condiciones bajo las cuales Valencia recibiría apoyo", dijo la agencia.

Los analistas de la firma de rating explicaron que la línea de crédito ICO con las comunidades ya está siendo usada, pero considera que la región "no podrá cubrir el servicio de la deuda hasta Junio de 2012, y que serán necesarias medidas de apoyo gubernamental adicionales, todavía indefinidas".

"Pensamos que el gobierno central probablemente proporcionará apoyo financiero para cubrir el servicio de la deuda en 2012, pero de forma extraordinaria", dijo la agencia para añadir que mantenía la calificación en la lista de vigilancia con implicaciones negativas.

"El CreditWatch negativo refleja, entre otros factores, la posibilidad de una nueva rebaja de los ratings si opináramos que el gobierno central es menos capaz, en el largo plazo, de ayudar a las regiones a corregir sus desequilibrios", afirmó.

El Gobierno español anunció el lunes una fuerte desviación en los objetivos presupuestarios en 2011, con un déficit estimado del 8,51 por ciento, siendo las Comunidades Autónomas las mayores responsables de la desviación sobre el objetivo del seis por ciento.

Valencia, una de las regiones más endeudadas del país, cerró con un quebranto equivalente al 3,68 por ciento de su Producto Interior Bruto. (Información de Carlos Ruano; Editado por Andrés González)