23 de febrero de 2012 / 7:30 / hace 5 años

RPT-OÍDO MERCADO-Baile de fusiones dejará España con diez bancos

9 MIN. DE LECTURA

(Se reenvía sin cambios nota difundida el miércoles)

* Bankia, abocada a caer en manos de Caixa o gran banca

* BBVA tiene interés en Catalunya Caixa

* Santander y Kutxabank también quieren bailar en Cataluña

* Cívica, Liberbank y Caja 3 necesitan operaciones

* BMN reconoce interés en Banco Valencia

* Bankinter podría coquetear con Banesto o extranjeros

Por Jesús Aguado

MADRID, 22 feb (Reuters) - La pretensión del Gobierno español de limpiar el balance inmobiliario de la banca llevará a una redimensión del sector bancario que podría reducir a la mitad el número de bancos en activo.

Para cubrir parte de las nuevas exigencias de 52.000 millones de euros de saneamiento inmobiliario exigido, las entidades ya nacionalizadas, las pequeñas y medianas y la gigantesca pero hiperexpuesta Bankia se verán abocadas a buscar pareja de baile.

El escaso margen financiero del que disponen para afrontar las coberturas del ladrillo no les deja mucha capacidad de maniobra en una economía en recesión, que castigará sus cuentas y dañará todavía más los activos inmobiliarios de las entidades.

Este entorno económico pone en duda si la cantidad anunciada por el Gobierno será suficiente para reestructurar el sistema y lleva a considerar de vital importancia que funcione el encaje de bolillos en la nueva ronda de fusiones, que dejará el mapa bancario español en torno a diez entidades desde las 20 actuales (5 bancos y 15 cajas), dicen expertos.

"El Gobierno se la jugará en la mezcla de las fusiones y si le sale bien, se limitan mucho las necesidades posteriores", considera José Carlos Díez, economista de Intermoney Valores.

Entre las entidades con capacidad para absorber por sí solas las nuevas coberturas sobre el ladrillo figuran Santander , BBVA, Caixabank o incluso Kutxabank - la más saneada de las antiguas cajas -, que aprovecharían el envite para ganar cuota.

En general las entidades disponen de un año para afrontar estas exigencias contra resultados, aunque el Real Decreto permite a las que se fusionan alargar estos plazos hasta dos años y realizar dotaciones también contra patrimonio.

"El hecho de que el Gobierno haya dado estas facilidades en las fusiones son incentivos y oportunidades que hay que aprovechar. El que no lo sepa ver así, no lo ha entendido, pero no tengo duda de que el baile está a punto de empezar", explica una fuente de una entidad.

Entre las más penalizadas por la nueva normativa bancaria también figura Caja España-Duero pero, en teoría, su fusión con Unicaja, que no termina de cerrarse, le debería permitir su viabilidad, si bien su desenlace depende en gran medida del destino que las próximas elecciones andaluzas depare al presidente de la entidad malagueña, Braulio Medel.

En este baile todos miran de reojo a Bankia, que, por la enorme exposición de su matriz BFA al maltrecho negocio del ladrillo, ve enormemente comprometida su supervivencia en solitario. Por esta razón, a Bankia se la asocia tanto con Caixabank, a pesar de que sus principales directivos niegan haber mantenido negociaciones formales, como a los otros dos grandes bancos españoles.

"Es verdad que ha habido un proceso de acercamiento con Caixabank pero se ha enfriado. De momento, parece ser la única interesada en Bankia porque BBVA o Santander no parecen estar por la labor", explica una fuente de un banco.

En el mercado se considera que se está librando una lucha por ver quién aguanta más sin descubrir sus cartas. "No descarto que la vía Caixabank vuelva a recobrar fuerza antes de que venzan los plazos de comunicación con el Banco de España", agrega.

Las entidades tendrán que tener finalizadas antes del 31 de marzo sus hojas de ruta para decir al Banco de España cómo piensan afrontar los nuevas coberturas del ladrillo y tienen hasta el 31 de mayo para presentar proyectos de fusión.

Banqueros albergan muchas dudas sobre la viabilidad en solitario de Bankia a pesar de que su presidente Rodrigo Rato defiende la fortaleza de la entidad.

"A Bankia sencilla y llanamente no le salen los números para afrontar por sí sola con un margen neto de 1.660 millones unas necesidades de saneamientos o capital pendientes brutos en 2012 de 3.055 millones de euros", sostiene una fuente de un banco español que no quiso ser identificada, que además recuerda que a su matriz BFA todavía le quedan por devolver 4.085 millones de euros de préstamos públicos recibidos.

De Balada a Rock'n Roll acrobático

En este escenario de bailes que está a la vuelta de la esquina, las entidades medianas también están llamadas a moverse. Fuentes cercanas a Banco Mare Nostrum (BMN) la señalan como clara candidata a comprar el maltrecho e intervenido Banco de Valencia en la próxima subasta.

Esta compra le permitiría ganar cuota de mercado en Castellón o Valencia donde apenas cuenta con 40 oficinas.

Banca Cívica también está condenada a sumarse a la danza con otra entidad si quiere dormir tranquila. Una fuente cercana a Cívica afirma que la entidad ya ha mantenido contactos con NovaCaixaGalicia, Ibercaja, Popular, Caja 3 y Liberbank.

"Parece que una parte del baile se librará entre entidades de mediano tamaño que podrían incluso colaborar para afrontar los requisitos. La economía está muy tocada y para garantizar un mejor acceso a unos mercados de financiación semicerrados, el tamaño es importante", recuerdan desde una entidad.

Tanto Cívica como Liberbank han reconocido que estudian diversas opciones de fusión

En la actual subasta de Unnim el mercado ve a Popular e Ibercaja como las mejor posicionadas

Ibercaja podría aprovechar esta eventual compra para partir desde una situación de mayor fortaleza en el siguiente paso del proceso de consolidación en el que se la vincula con Cívica y Liberbank.

Las también nacionalizadas NovaCaixaGalicia (NCG) y Cataluña Caixa (CX) están en el punto de mira de todas las entidades ante la perspectiva de que sus compras se instrumenten con ayudas, un bocado demasiado jugoso como para dejarlo escapar.

Su desenlace se ha retrasado hasta septiembre, que es cuando deberían subastarse si no han encontrado inversores privados.

"La Xunta de Galicia no vería con buenos ojos perder su influencia sobre esta institución y de ahí que el escaso éxito conseguido hasta el momento en la incorporación de accionistas privados se haya limitado a inversores gallegos", recuerda un banquero.

Un portavoz de la entidad gallega niega contactos con la gran banca española. "Nosotros estamos negociando con fondos de inversión y entidades bancarias internacionales y no con los grandes bancos españoles", explica.

En cambio, en Catalunya Caixa son muy conscientes de que BBVA les ha guiñado el ojo después de que el presidente del segundo banco español reconociera públicamente su interés por crecer en Cataluña, preferiblemente de la mano de CX.

"BBVA ha mostrado su interés y esa es una posibilidad, pero la entidad eventualmente resultante debería funcionar como una franquicia con autonomía propia en Cataluña", dicen en el entorno de la caja catalana.

Desde Santander, la principal entidad española y el primer banco por capitalización bursátil de la eurozona, únicamente ha trascendido su eventual interés por Unnim, pero a nadie se le escapa que cuando BBVA se mueve, la entidad roja está al acecho. De hecho, en el mercado también se la vincula con CX.

Cataluña como zona de captación de clientes (minoristas y tejido empresarial) cotiza al alza y la solvente Kutxabank, a la que con activos de 75.000 millones de euros le falta tamaño, también podría extender sus tentáculos a CX.

En general, los bancos comerciales, como Popular y Banco Sabadell, cuentan con la ventaja de que ellos en un principio ya podrían alargar el plazo de provisiones a dos años y dotar parte contra reservas por haber cerrado sus compras de Pastor y de la CAM con posterioridad a septiembre de 2011.

Falta por escudriñar las ganas de bailar de Bankinter , al que el mercado no ve con grandes problemas para absorber el impacto inmobiliario pero al que todos los observadores le demandan tamaño y músculo financiero y para el que suena como compañero de baile Banesto o incluso Barclays o Banco Espirito Santo, en caso de que estas entidades quisieran desinvertir en España. (Información de Jesús Aguado, información adicional de Tomás Cobos; editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below