BREAKINGVIEWS-Reforma banca España no es tan profunda como parece

miércoles 8 de febrero de 2012 15:22 CET
 

(Reenvía para llegar a más suscriptores)

Por Fiona Maharg Bravo

MADRID, 8 feb (Reuters Breakingviews) - La reforma bancaria española de 50.000 millones de euros no es tan impresionante como parece a primera vista. La reforma, que generó grandes titulares cuando se presentó la semana pasada, es un paso en la dirección correcta, pero a medida que las entidades empiezan a divulgar el impacto de la nueva normativa, queda más claro que la "limpieza" no es tan extensa como dice el Gobierno.

El plan parece sencillo: los bancos deben apartar un importe adicional de 25.000 millones de euros (en concepto de provisión específica) este año para reforzar sus reservas por sus pérdidas inmobiliarias. Además, deben conservar unos 15.000 millones más para cubrir unas pérdidas potenciales adicionales en suelo y promoción en curso y destinar 10.000 millones a los préstamos no problemáticos en la actualidad pero que podrían crear dificultades en el futuro.

Sin embargo, analizando la situación de forma pormenorizada los números son menos llamativos. El capital adicional de 15.000 millones de euros no es en realidad dinero nuevo que deben recaudar los bancos sino que puede proceder de cualquier colchón que supera los ratios regulatorios existentes. La mayoría de los bancos españoles cotizados disponen de unos ratios de capital muy superiores al mínimo exigido del 8 por ciento.

Es más, los bancos pueden emplear provisiones genéricas existentes, que se vieron obligados a crear durante el boom, para satisfacer las nuevas necesidades de aprovisionamiento. Los bancos poseen todavía alrededor de 6.000 millones de euros de estas provisiones, según estimaciones de Cheuvreux.

En el caso del BBVA, el segundo banco español, todavía enfrenta una suma de 4.000 millones de euros por el proceso de limpieza. Esto incluye un colchón extra de capital de 1.200 millones -- equivalente a 37 puntos básicos de su ratio de capital. Pero a finales de 2011, el ratio de capital de BBVA era del 9,7 por ciento -- claramente por encima del mínimo exigido. El banco tiene además 460 millones de euros de provisiones genéricas en sus libros. Después de impuestos, el impacto final es de 1.600 millones de euros - menos de la mitad de la cifra principal. La historia es casi la misma para CaixaBank y Santander.

Por supuesto que no todos los bancos españoles tienen las mismas reservas de capital y provisiones genéricas. Las entidades más débiles y no cotizadas podrían verse obligadas a recaudar dinero fresco, posiblemente del Estado. Pero el argumento del Gobierno de que ha hecho frente ampliamente a los problemas de morosidad de los bancos está lejos de ser convincente.

  Continuación...