ACTUALIZA 1-Repsol y Pemex firman la paz con alianza a 10 años

miércoles 25 de enero de 2012 20:00 CET
 

(añade detalles del acuerdo y contexto)

MADRID, 25 ene (Reuters) - Pemex y Repsol firmaron un acuerdo de intenciones para una alianza de carácter estratégico y accionarial a largo plazo que pone fin a las tensasrelaciones entre las dos compañías por la malograda alianza de la empresa mexicana con Sacyr, otro accionista de referencia de la española.

En virtud del acuerdo, Pemex garantiza su estabilidad como accionista de Repsol con el compromiso de no reducir por debajo del 5 por ciento ni exceder el 10 por ciento su participación actual y asegura "su apoyo al plan estratégico y a la estructura actual de gobierno de Repsol", dijo la petrolera hispano-argentina en una nota al regulador bursátil.

El ámbito de la alianza, que tiene una duración inicial de 10 años, abarcará las áreas de negocio de upstream (exploración y producción) y gas natural licuado (GNL) en América y de downstream (refino, venta y distribución) en América, España y Portugal.

"La alianza se asentará sobre los principios de reciprocidad, beneficio y colaboración mutuos, vocación de largo plazo y no exclusividad (...) Cada parte valorará el ofrecimiento a la otra de las oportunidades de negocio que surjan", dijo Repsol.

"Dentro del marco constitucional y legal que regula el sector de hidrocarburos en México, Pemex contará con Repsol como aliado en los términos de la alianza para evaluar y promover las oportunidades de negocio que puedan resultar de interés mutuo", añadió.

La alianza se formalizará con la constitución de un Comité Estratégico, un Comité de Upstream y GNL y un Comité de downstream, todos ellos con representación paritaria de Pemex y Repsol y con funciones consultivas e informativas.

Repsol comunicó asimismo que Marco Antonio de la Peña Sánchez sustituirá a José Manuel Carrera Panizzo como representante de Pemex en el consejo de Repsol.

En agosto del año pasado, Pemex y Sacyr firmaron un pacto de accionistas con el objetivo de incrementar su control sobre Repsol -- pacto en virtud del cual Pemex adquirió un 5 por ciento adicional de la petrolera-- , acuerdo que posteriormente Sacyr daría por concluido, tras una revolución accionarial en el seno de la constructora que acabó con la destitución del anterior presidente Luis del Rivero y con la venta a la propia Repsol de un 10 por ciento del capital.

Dicha venta, a finales de diciembre, permitió a la constructora refinanciar una parte vital de su abultada deuda y evitó ulteriores consecuencias no sólo para Sacyr, sino para la propia petrolera y los bancos acreedores.

Apenas unas semanas después, Repsol colocó en el mercado la mitad de la participación adquirida a Sacyr, un movimiento que además le permitió lograr unas plusvalías de 78,4 millones de euros. (Información de Tomás Cobos; editado por Jesús Aguado, Jose Elías Rodríguez)