24 de enero de 2012 / 10:43 / en 6 años

ACTUALIZA 2-FADE rechaza emitir en subasta, genera críticas

* Emisión del FADE se cancela por precio

* Banqueros critican la ejecución (Añade detalles, citas, contexto)

Por Natalie Harrison

LONDRES, 24 ene (IFR) - La decisión del FADE de no seguir adelante con su intento de subasta de bonos a cuatro años ha levantado críticas por la preocupación de que pueda romper la buena senda de confianza en los mercados lograda en las últimas emisiones públicas españolas, pese a que el emisor señaló que las colocaciones privadas ofrecen unos tipos más atractivos.

La marcha atrás del FADE, el fondo que coloca deuda tarifaria entre los inversores, ha despertado temores de que se dañe la inesperada fortaleza de las emisiones de deuda en los primeros meses de 2012.

El fondo, que tiene sus emisiones garantizadas por el Estado y tanteaba el lunes el mercado para una posible emisión sindicada, no ha logrado suficiente interés inversor al precio que el propio Tesoro se había fijado como objetivo.

La visión general de los mercados es que el FADE habría podido ceder y ajustar el precio al alza, especialmente en un momento en el que la demanda es muy alta para emisiones con vencimiento a corto plazo tras las operaciones de liquidez a la banca a tres años realizadas por el BCE.

"Las condiciones son muy atractivas para salir al mercado en este momento y en un principio consideramos que una subasta habría logrado un volumen mayor", dijo una fuente oficial del Tesoro, añadiendo que el interés inversor en la prospección de la demanda superaba el objetivo marcado en 1.000 millones de euros.

"Pero al final estaba claro que podríamos levantar el dinero a niveles iguales o mejores con una colocación privada, así que no tenía sentido seguir adelante con la colocación sindicada."

El FADE, que levantó 1.400 millones de euros en el mercado de colocaciones privadas en diciembre, designó a seis bancos en junio --Citi, Credit Agricole, Credit Suisse, Deutsche Bank, HSBC y Santander -- para gestionar dos nuevas subastas. La primera tuvo lugar en septiembre de 2011, con títulos a dos años de plazo por 1.500 millones.

Los bancos habían indicado que estaban recibiendo muestras de interés en el área de los 70 puntos básicos por encima del bono del Tesoro de abril de 2016.

Una fuente bancario crítica con la decisión del FADE indicó que un spread de 80bp-85bp habría sido más realista, mientras otros indicaron que la gestión del proceso no había sido la adecuada.

"Con seis bancos coordinadores me parece sorprendente que lo pongan en pantalla si no tenían la operación más o menos cerrada", dijo un gestor de emisiones.

"No hay razones para que algo no salga adelante ahora; el mercado está bien. Pero los inversores están haciendo distinciones, así que el precio ha de ser el adecuado".

"Es un auténtico desastre", dijo otro responsable de operaciones sindicadas de otra entidad.

"Aquí tenemos dos problemas. El primero es que el emisor no quería pagar el precio y el segundo es que cuando hay seis bancos metidos en una operación de este tipo, no hay corresponsabilidad", indicó. "Es fácil para los bancos echar la culpa al emisor, pero son los bancos quienes asesoraban".

Los bonos del déficit tarifario son parte del programa del Estado español para devolver a las eléctricas la deuda contraída por los consumidores con las eléctricas y reconocida debido a la diferencia entre los costes y los ingresos del sistema tarifario eléctrico.

En 2011, el fondo obtuvo 9.500 millones de euros en el mercado de bonos y por el momento tiene un compromiso de titulizar deuda eléctrica por 3.300 millones de euros.

Varias fuentes bancarias recordaron la semana pasada que la fuerte demanda en España para títulos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), que captó 2.000 millones de euros a cinco años. Los emisores duplicaron el tamaño de la emisión y fijaron el precio en 65 pb por encima de los bonos equivalentes del Tesoro, en la parte más bajo de la referencia previa, tras recibir solicitudes por más de 2.250 millones de euros.

Lo que destacó fue la colocación de un 92 por ciento de la emisión entre inversores domésticos, lo que pone de relieve la elevada demanda en España, alimentada por las facilidades de liquidez del Banco Central Europeo (BCE).

"ICO se ha hecho con un seguimiento en los últimos años, de manera que tiene algo de ventaja. Ofrecer solo 5 puntos más que el ICO fue algo tacaño", dijo una de las fuentes financieras.

El FADE tiene cinco emisiones vivas en euros, por un total de 9.500 millones de euros con vencimientos entre septiembre de 2013 y marzo de 2021, según Tradeweb. (Información de IFR, Natalie Harrison, Manuel Ruiz; traducido por Tomás Cobos y Andrés González, editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below