30 de noviembre de 2011 / 16:54 / en 6 años

Débil crecimiento pondrá a prueba evolución de déficit CCAA

* Recortes CCAA aumentarán en 2012

* Analistas dicen podrían necesitarse más ajustes con crecimiento estancado

* Nuevo Gobierno impondría límites al gasto regional

Por Nigel Davies

MADRID, 30 nov (Reuters) - Las Comunidades Autónomas (CCAA) han recetado recortes presupuestarios para 2012, un aspecto crucial para que el gobierno central alcance su objetivo de déficit, aunque podrían necesitar ir más lejos para equilibrar la caída de los ingresos en una economía moribunda.

Las 17 CCAA suponen alrededor de la mitad del gasto general del sector público de España, y controlan grandes presupuestos para sanidad y educación.

Los años de exceso en el gasto han hinchado los balances de las regiones hasta suponer una de las mayores amenazas para el compromiso de reducción del déficit del Gobierno central.

El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, que ganó las elecciones generales del pasado 20 de noviembre por mayoría absoluta, se reunirá el jueves con los líderes de las CCAA a quienes trasladará la importante de los recortes presupuestarios.

El presidente ‘in pectore’ ha dicho que el control sobre el gasto público regional será una prioridad y planea fortalecer los límites de déficit que recientemente España introdujo en su Constitución para alejar los temores sobre la creciente crisis de la deuda soberana del euro.

Los severos recortes del gasto comenzaron este año en las áreas clave de sanidad y educación. Los profesores y personal sanitario han llevado ya sus protestas a la calle.

Muchos gobiernos regionales han presentado recortes para los presupuestos de 2012.

Aunque los analistas no dudan de que los gobiernos regionales y central tienen la voluntad política para intentar alcanzar sus objetivos, su capacidad para hacerlo puede verse obstaculizada por la bajada de los ingresos causada por una economía de capa caída.

“Las regiones son ahora mucho más conscientes de que tienen que alcanzar sus objetivos presupuestarios. Pero depende en gran medidas de las expectativas de crecimiento para el próximo año, que de momento no parece realista, y significaría que se necesitan más recortes”, dijo Fran González, economista de Caixa Catalunya.

El gobierno recibiría ayuda de un contexto de estabilidad fiscal que se espera que se apruebe a comienzos de 2012 para implementar los nuevos límites constitucionales de deuda y que darán al gobierno más poder para intervenir en las finanzas de las regiones si se desvían.

Pero la debilidad de la economía, que se estancó en el tercer trimestre, podría ser un problema.

“El débil crecimiento en España y el hecho de que algunos gastos como sanidad y educación no se pueden recortar rápidamente, podría complicar el ajuste el año próximo”, dijo Antonio Garcia Pascual, economista jefe de sur de Europa de Barclays.

El PP se ha comprometido a cumplir con el objetivo de déficit público del 4,4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) el próximo año y del 3 por ciento para 2013, pero para hacerlo Rajoy necesitará recortar decenas de miles de millones de un ya ajustado presupuesto.

Y También necesitará que las regiones hagan su trabajo y se atengan a su propio objetivo del 1,3 por ciento establecido para 2011 y 2012.

¿FUNCIONA LA AUSTERIDAD?

Los datos del lunes mostraron que el conjunto de las CCAA registró un pequeño superávit del 0,1 por ciento del PIB en el tercer trimestre, lo que les permite recortar su déficit en los nueve primeros meses del año al 1,19 por ciento del PIB, levemente por debajo del 1,21 por ciento registrado en la primera mitad del año.

Pero las sorprendentemente sólidas cifras regionales del tercer trimestre vinieron con un toque de atención, ya que están elaboradas con criterios presupuestarios y no en contabilidad nacional, de modo que no se pueden comparar fácilmente con el objetivo del 1,3 por ciento para todo el año.

Incluso las CCAA admiten que habrá cierta desviación este año pese a la mejora en los datos del tercer trimestre.

“Está bien encaminado, pero no es el conjunto del año, y el cuarto trimestre siempre es complejo”, dijo Andreu Mas-Colell, consejero de Economía de Cataluña.

Se espera que los datos aumenten en los meses finales del año, cuando las CCAA afrontan los mayores pagos, que los economistas temen que puedan poner en riesgo del objetivo del 6 por ciento del PIB para el conjunto del déficit público.

Sin embargo, las regiones al menos reconocen ahora que los presupuestos del próximo año tienen que ser incluso menores.

Cataluña, que supone casi un quinto de la economía nacional, dijo la semana pasada que recortaría 1.000 millones de euros del presupuesto del próximo año, incluyendo rebajas a los salarios de los funcionarios

Valencia, Castilla-La Mancha y Murcia también han anuncido más recortes. Pero incluso eso podría no ser suficiente, dijeron analistas. (Editado por Fiona Ortiz y Stephen Nisbet, traducido por Rodrigo de Miguel)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below