23 de noviembre de 2011 / 14:54 / hace 6 años

ANÁLISIS-PP afrontará retos de capital y liquidez en banca España

7 MIN. DE LECTURA

* Saneamiento de la banca es una de las prioridades del nuevo Gobierno

* España podría necesitar ayuda externa para sanear banca

* Fusiones y endurecimiento política de provisiones ayudarían pero no bastan

* Expertos creen que podría haber más entidades en apuros

* Altos intereses deuda española agravan falta de liquidez de banca

Por Jesús Aguado y Tomás Cobos

MADRID, 23 nov (Reuters) - La intervención del Banco de Valencia pone de manifiesto que la recapitalización de la banca en España se ha cerrado en falso y que el lastre del ladrillo obligará al nuevo Gobierno del Partido Popular (PP) a un saneamiento urgente para recuperar la confianza de los mercados en un momento de fuertes tensiones de liquidez que amenazan el sistema.

"La economía española está seca de dinero ahora mismo, no sólo no hay crédito sino que el flujo de transacciones financieras está parado porque la banca extranjera ha cortado todas las líneas de financiación a la banca española", dijo Enrique Quemada, consejero delegado de la firma de banca de inversión ONEtoONE.

Este directivo añadió que hay un problema de "confianza absoluta" que se ve agravado cada vez que se produce la caída de otra entidad española, en referencia al Banco de Valencia , y que "la única solución pasa por que el PP haga una recapitalización pública masiva de una vez por todas".

Mientras algunos directivos como Quemada señalaban que España se encontraba en disposición de realizar esta inyección de capital a gran escala "al contar España con un nivel de deuda pública muy inferior al de otros países europeos", otros expertos dudaban de la capacidad del nuevo Gobierno del PP para afrontar por sí solo el saneamiento pendiente.

"El Ejecutivo del PP tendrá que afrontar una mayor recapitalización y se puede hacer vía banco malo o con una inyección de capital público, pero al Gobierno español no le ve a quedar otro remedio que pedir ayuda a la Facilidad Europea (el fondo europeo de rescate o FEEF) para buscar capital y líneas de liquidez al FMI", dijo Santiago Carbó Valverde, catedrático de Economía de la Universidad de Granada.

Representantes del PP han apuntado a la intención de solicitar a los socios europeos la utilización del FEEF --que está en vías de ampliación hasta una capacidad de 1 billón de euros-- para sanear los bancos, aunque esta vía no está exenta de inconvenientes.

Los analistas temen que las condiciones sean tan duras que el nuevo Gobierno español se pensaría dos veces si no sería mejor dejar que los bancos se recapitalicen en el mercado.

Esta alternativa, no obstante, presenta un alto precio para la economía española, ya que ante la necesidad de buscar fondos propios en unos mercados poco generosos, los bancos optarían una vez más por la restricción del crédito, ya que el aumento del crédito exige una mayor cobertura de riesgos mediante el reforzamiento de la solvencia.

"Lo que está claro es que el Tesoro no tiene capacidad suficiente para sanear el sistema financiero", agregó Carbó.

En este contexto se inscribió el martes el anuncio del Fondo Monetario Internacional de incrementar sus instrumentos crediticios e introducir una nueva línea de liquidez a seis meses, que tiene como objetivo ayudar a los países en riesgo por la crisis de la zona euro.

Banca Compite Con Estados Por Liquidez

A los problemas de capital se unen además los problemas de financiación ante la guerra de depósitos en casa y la sequía de liquidez a la que se está sometiendo a la banca española en los mercados en el contexto de la crisis de deuda soberana, con abultados vencimientos --130.000 millones-- para el sector el año que viene.

Estas tensiones de liquidez se ven acrecentadas además por el alto rencimiento que se está viendo obligado a pagar en sus colocaciones de deuda el Estado, competidor involuntario de esta forma con los ya elevados depósitos bancarios, y añadiendo así más presión sobre los márgenes de la banca española.

más Entidades Con Dificultades Y más Provisiones

La pesada carga de activos problemáticos (176.000 millones) con los que ha tenido que cargar la banca española debido a los créditos fallidos de promotoras, sobre todo, y particulares, y la caída del negocio por la crisis han llevado ya a la intervención de cuatro entidades. A ello hay que sumar otras tres entidades que el Estado ha nacionalizado por la imposibilidad de que se reforzaran por sus propios medios.

"Lo que está demostrando la intervención del Banco de Valencia es que no es la última entidad que vayamos a ver con dificultades y esto es especialmente acuciante en el caso de las entidades pequeñas", dijo Nuria Álvarez, analista del sector bancario de Renta 4.

Este escenario contrasta con las declaraciones del Banco de España afirmando que la recapitalización ya se había cerrado.

Además, el agujero del ladrillo en la banca amenaza con aumentar si, como pronostican los expertos del sector inmobiliario, continúa cayendo el precio de los precios de la vivienda y con ello aumenta la necesidad de provisiones.

Analistas consultados coinciden en todo caso en apuntar que la fórmula apuntada por el PP de favorecer más fusiones no bastaría para sanear el sistema y ven en el endurecimiento de la política de provisiones una vía posible para reforzar la banca.

"El PP ha sido muy crítico con la gestión del actual Gobierno y del Banco de España en la reestructuración y al final no me cabe dude de que, tanto si crean como si no crean al final un banco malo, lo que van a tener que hacer es o incrementar las provisiones o incluso volver a acelerar el calendario", explicó.

Con la última modificación sobre provisiones, el Banco de España elevó la exigencia de cobertura de provisiones al 30 por ciento desde el 20 por ciento sobre activos inmobiliarios cuando pasan dos en la cartera de los bancos.

Para el catedrático de Economía de la Universidad de Granada impulsar más fusiones podría contribuir a un saneamiento vía ahorro de costes de 20.000 millones, que seguiría sin bastar.

El PP, que ganó las elecciones generales este domingo y asumirá el Gobierno a mediados del mes que viene, pretende realizar un ajuste "mark-to-market" o a precios de mercado del sistema financiero con el fin de identificar las necesidades reales de nuevas provisiones en el sistema.

El problema es que el mercado inmobiliario se encuentra en estos momentos en una situación de iliquidez total y huérfano de referencias, lo que dificulta la valoración de los activos en caso de plantearse la creación de un banco malo, que el líder del PP, Mariano Rajoy, ya no parece favorecer. (Editado por Robert Hetz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below