17 de noviembre de 2011 / 16:34 / hace 6 años

ANÁLISIS-Medidas de emergencia tras elecciones no salvarán España

6 MIN. DE LECTURA

* Nuevo gobierno probablemente anuncie nuevas medidas

* Mercados también piden acciones en Italia y Francia

* Sólo una solución más amplia en la zona euro probablemente evitaría un rescate

Por Paul Day

MADRID, 17 nov (Reuters) - El nuevo gobierno electo de España podría llevar a cabo inmediatamente medidas de emergencia después de las elecciones generales del domingo pero, a menos la zona euro encuentre una solución sistémica y duradera a su crisis de deuda, el país todavía se ver ía forzado a pedir un rescate financi ero .

Se espera que el conservador Partido Popular, liderado por Mariano Rajoy, logre la victoria con una amplia mayoría parlamentaria, obteniendo un sólido mandato para profundizar en los recortes de gastos y las reformas económicas.

Aunque el nuevo gobierno no asumirá sus funciones hasta mediados de diciembre, los analistas dicen que Rajoy debería ser capaz de unirse con el saliente presidente socialista, José Luis Rodriguez Zapatero, para anunciar políticas de contingencia dada la profundidad de la crisis hasta que el PP forme Gobierno.

Zapatero ha recortado gastos y ha realizado impopulares reformas durante más de un año -abocando a su partido a una derrota en los sondeos-, pero incluso así, los inversores han seguido golpeando a la deuda española y los costes de financiación han subido a un nivel casi insostenible.

Mientras tanto, el contagio de la crisis de deuda de la zona euro se ha extendido a Italia y Francia , la tercera y segunda mayores economías del área del euro , haciendo que los problemas de España sean una pequeña parte de un problema mayor .

"Depende de Italia, no de nosotros. Preguntar por España no tiene mucho sentido, el problema está fuera de nuestras manos. Transciende a un ámbito mucho más grande", dijo Juan Ignacio Crespo, analista financiero.

El Tesoro español pagó el jueves su mayor tasa desde 1997 para colocar bonos a 10 años, con una rentabilidad cercana al 7 por ciento que forzó a Grecia, Portugal e Irlanda a solicitar rescates.

Con los actuales costes de financiación, España necesitaría un superávit primario de un 1,8 por ciento para mantener estable a largo plazo su ratio de deuda/PIB, según cálculos de Reuters Breakingviews. Se prevé que el país tenga un déficit primario de un 3,5 por ciento el próximo año y unas pobres perspectivas de crecimiento significan que luchará para acercarse a eliminarlo incluso en años.

Sin Salida

El primer ministro italiano, Mario Monti, un tecnócrata que ha sustituido a Silvio Berlusconi, dijo el jueves que Italia se enfrentaba a una seria emergencia que podría ayudar a decidir el futuro de la Unión Europea.

París también tuvo el jueves unos mayores costes en una subasta y pronto se verá forzada a mostrar su voluntad de tomar medidas políticas para defender su rating de deuda AAA.

"Se llega a un punto en el que incluso los países que hacen las cosas bien, mostrando avances en reformas estructurales y en déficit fiscal, no pueden engancharse a los mercados porque el mercado está cerrado para la periferia en general", dijo el economista de Deutsche Bank Gilles Moec.

"Que los gobiernos hagan su aportación es un prerequisito, porque es lo que garantiza el apoyo de otros europeos y del BCE. Pero no es suficiente", dijo.

Zapatero invirtió su anterior política de estímulo económico al inicio de 2010 con recortes de gastos por un 5 por ciento del PIB en un esfuerzo por reducir uno de los más altos déficit públicos de la zona euro.

Al hacer sus deberes, España se zafó de la inmediata necesidad de un rescate -el tamaño del cual pondría a examen la voluntad política de la UE y la capacidad de la red de seguridad, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF).

Pero cada vez parece más claro que han sido pocos y demasiado tarde, lo que se suma a la frustración de los españoles que probablemente sufran más recortes con Rajoy al mando.

"España es lo mismo que el paciente que está en el hospital Estamos esperando que vuelva al trabajo, pero no puede, está en la cama", dijo Antonio Argandona, economista de la escuela de negocios española IESE.

Rajoy heredará una economía con problemas, que como en cualquier lugar pone en cuestión si la estrategia de la austeridad deja espacio para el crecimiento necesario para pagar las deudas del país.

El paro español más que dobla la media de la UE con un 21,5 por ciento, con casi la mitad de los jóvenes sin trabajo. La economía se estancó en el tercer trimestre y se espera que se retraiga para final de año.

Debido a unos bajos ingresos, los analistas encuestados por Reuters esperan que el gobierno no alcance el objetivo de déficit del 6 por ciento del PIB este año.

Aunque Rajoy probablemente luchará la próxima semana para demostrar su resolución a unos nerviosos inversores, todos los esfuerzos se recibirán con escepticismo quizá forzándole a enfrentarse a la opción que evitó Zapatero, una solicitud a Bruselas y al Fondo Monetario Internacional.

"La única medida que queda es solicitar una línea de crédito al FEEF/FMI. Sería horrible para Rajoy tener que hacer eso como primera medida, pero Zapatero no estaría en su camino", dijo Antonio Barroso, analista de Eurasia Group. (Editado por Fiona Ortiz; traducido por Rodrigo de Miguel)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below