España pide ahora una rápida bajada de tipos

jueves 3 de noviembre de 2011 11:25 CET
 

MADRID, 3 nov (Reuters) - El Ministro de Trabajo español, Valeriano Gómez, pidió el viernes expresamente una política monetaria más expansiva en Europa que permita dinamizar el crédito y evitar el riesgo de arrastrar de nuevo a las economías europeas a una fase recesiva.

"Es muy importante que la política monetaria en Europa consuma todos los márgenes posibles. La situación no es sólo más difícil o peor que la que teníamos hace sólo unos meses, es una situación especialmente delicada", dijo Gómez en la que probablemente será su última comparecencia sobre el paro antes de las elecciones del próximo 20 de noviembre. "En este contexto la política monetaria debe consumir sus márgenes, y sus márgenes son de dos tipos: En el ámbito de la reducción de los tipos de interés, reduciéndolos más de una vez como han hecho el resto de las grandes áreas económicas del mundo".

Con la economía nacional virtualmente estancada, dificultades en el flujo de crédito y superada ampliamente la cifra de cuatro millones de parados , Gómez dijo que en estos momentos las recetas de austeridad y reformas ya no eran suficientes sin el apoyo de la política monetaria cuando la economía europea "sigue instalada en la depresión y amenaza con volver a la recesión en los próximos trimestres".

"Estamos más lejos de la salida de la crisis cuando culmina el final de año...todas nuestras instituciones económicas... ya han advertido del parón de la recuperadción económica que sufre la economía española, el mercado de trabajo español y, de forma especialmente intensa, buena parte del conjunto de las economías europeas", dijo.

"Las reformas estructurales son fundamentales (...) pero por sí mismas, sin el concurso de la política monetaria y la política fiscal no serán suficientes", dijo Gómez para añadir que las recientes reformas realizadas en España - "un paquete difícilmente repetible en cuanto a intensidad y volumen"- no serán suficientes si la política monetaria y la política fiscal en el ámbito europeo no contribuyen a volver a dotar de un tono más expansivo a nuestra economía. (Información de Carlos Ruano Navarro; Editado por Carlos Castellanos)