ACTUALIZA 3-Banca española elevará capital sin ayuda pública

jueves 27 de octubre de 2011 19:07 CEST
 

* EBA identifica necesidades de capital de 26.161 millones en 5 bancos españoles para cumplir
ratio 9%
    * Aceptación de bonos convertibles reduce exigencias a unos 17.000 millones
    * Banco de España dice exigencias se pueden alcanzar "razonablemente", Gobierno no ve
necesidad de ayuda pública
    * Patronal bancaria dice necesidades establecidas son arbitrarias y generan incertidumbre
    * CECA considera nuevas imposiciones de capital acabarán afectando al crédito
    * Ibex-35 sube un 4,96% liderado por bancos, BBVA sube un 10,2% y Santander, un 7,5%

 (Agrega reacción de la CECA y precios de cierre de mercado)	
    MADRID, 27 oct (Reuters) - Los bancos españoles dijeron el jueves que no necesitarán acudir a
la ayuda pública para lograr los 26.161 millones de euros de necesidades de capital identificados
por la Autoridad Bancaria Europea con el fin de cumplir las exigencias impuestas a la banca
europea y el propio Banco de España consideró "razonablemente" alcanzable este objetivo.	
    La propia ministra española de Economía, Elena Salgado, dijo que creía que "nuestros bancos
pueden tener capacidad de conseguir estos fondos de capitalización por sí mismos y no necesitan
ayudas públicas".	
    "Por supuesto las ayudas públicas están allí, pero los bancos van hacer todo lo posible para
no tener que solicitar esta ayuda pública", dijo la ministra de Economía, Elena Salgado.	
    El supervisor de la banca europea dijo el miércoles que en el conjunto de la eurozona los
bancos necesitan 106.000 millones para restaurar la confianza de los inversores en un sector
amenazado por el impacto de la crisis de deuda de la eurozona. El plazo para
lograr este capital --que supone un nivel mínimo de core Tier 1 o reservas de máxima calidad del
9 por ciento tras aplicar descuentos a las carteras de deuda soberana de la eurozona-- se
extiende hasta el 30 de junio de 2012.	
    En el ejercicio, la Autoridad Bancaria Europea realizó ajustes a precios de mercado en las
carteras de deuda soberana de los países de la eurozona.	
    La ministra de Economía española estimó en días pasados que en el caso de España, la rebaja
respecto a valor nominal equivaldría a un 2 por ciento.	
    Aunque el ajuste de valoración de la deuda pública a precio de mercado ya se aplicaba en las
carteras de negociación y en las de activos disponibles para la venta, en este ejercicio se ha
trasladado además a las carteras de vencimiento.	
    El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, descartó el jueves al término de la
cumbre europea que los bancos españoles tuvieran que acudir al Estado para cubrir sus necesidades
de recapitalización.	
    Ninguno los cincos bancos españoles incluidos en este ejercicio por ser los de mayor tamaño
--Santander , BBVA , BFA/Bankia , Popular y La Caixa--
manifestó que necesitara en un principio recurrir a fondos públicos.	
    La patronal española del sector, la Asociación Española de Banca (AEB), criticó las
exigencias como "arbitrariamente altas", y dijo que "generan incertidumbre y restan credibilidad
a los distintos ejercicios de resistencia llevados a cabo y a los parámetros utilizados en
ellos".	
    La AEB pidió que se centrara la atención en la "tarea urgente" de resolver los problemas de
Grecia y asegurar así la estabilidad de los mercados de deuda soberana de la eurozona, cargando
contra la decisión de aplicar descuentos a las carteras de deuda pública.	
    "Poner en duda la calidad de activo libre de riesgo de la deuda de países solventes de la
eurozona mina la confianza en los mismos y debilita la estabilidad financiera tanto a nivel
nacional como de la zona euro en su conjunto", dijo.	
    Por su parte, la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) manifestó que la
imposición de mayores exigencias de capital se acabará traduciendo en una restricción del flujo
de crédito, "especialmente para familias y pequeñas y medianas empresas, y puede retrasar la
recuperación de la economía española".	
    	
    DESGLOSE DE NECESIDADES Y REACCIÓN DE MERCADO	
    Los bancos españoles obtuvieron una concesión para permitir la inclusión de los bonos
convertibles por importe de 9.000 millones de euros que poseen para calcular el nivel de capital,
lo que podría reducir el capital que necesitan recaudar a unos 17.000 millones.	
    No obstante, solo computarán como capital de la máxima calidad los convertibles que se
canjeen por acciones antes de finales de octubre de 2012. La Caixa, Santander y Banco
Popular cuentan con bonos convertibles en acciones, pero sólo las del banco cántabro han
de ser forzosamente cambiadas por títulos de renta variable antes de la fecha señalada
(precisamente, en octubre de 2012).	
    En el mercado, la bolsa española acabó con una ganancias del 4,96 por ciento ante la acogida
favorable en los mercados a los planes de recapitalización en Europa.	
    "La bolsa está subiendo por el conjunto de medidas anunciadas en el seno de la Unión Europea
pero en un principio parece que la banca española ha quedado estigmatizada en comparación con las
entidades franceses y alemanas", dijo Santiago Carbó Valverde, catedrático de Economía de la
Universidad de Granada y consultor de la Reserva Federal de Chicago.	
    Este catedrático señaló, no obstante, que la cifra de 26.000 millones de euros --un cuarto de
las identificadas para toda la eurozona-- era "llevadera" para la banca española, teniendo en
cuenta sobre toda la capacidad de generación orgánica de capital y de beneficios de las grandes
entidades españolas.	
    Entre los dos grandes bancos españoles, BBVA subió un 10,21 ciento y Santander sumó un 7,53
por ciento. Caixabank avanzó un 3,58 por ciento, Popular, un 4,06 por ciento y Bankia, un 0,97
por ciento. 	
    El consejero delegado de Santander , Alfredo Sáenz, que consideró que se había
realizado un tratamiento discriminatorio con la banca española en este ejercicio de la EBA en
comparación con la francesa y alemana al no tener en cuenta desde un principio como capital de
primera categoría los bonos convertibles, manifestó que en el fondo el proceso debería tener una
lectura favorable.	
    "Las consecuencias para la economía española son positivas fundamentalmente porque esto lo
que debería de mejorar la confianza de la banca española como contrapartida y debería (ayudar a)
superar parte de las restricciones que hoy hay con relación a la banca española en el crédito
internacional en relación a la financiación en los mercados internacionales", agregó Sáenz.	
    La banca española fue la segunda peor parada en el ejercicio de la EBA, tan sólo superada por
los 30.000 millones de euros de los bancos griegos. 	
    La banca italiana arrojó un déficit de capital de 14.771 millones de euros, la francesa 8.844
millones, la portuguesa, 7.804 millones de euros, y la alemana 5.184 millones de euros.	
    El impacto tanto de la depreciación de las carteras de deuda pública de países de la eurozona
-- que no fue desglosado -- ascendió en el caso de España a 6.290 millones de euros.	
    	
    PROBLEMAS MÁS ACUCIANTES: VENCIMIENTOS Y LADRILLO	
    Al margen de las necesidades de capital en el mercado, analistas consultados y banqueros han
señalado recientemente que los problemas más acuciantes que afrontaba la banca española seguían
siendo los vencimientos a corto y medio y plazo y la exposición a activos inmobiliarios.  	
    Los bancos españoles afrontan vencimientos de 130.000 millones de euros el próximo año, según
datos de Thomson Reuters. El grueso de la deuda corresponde a emisiones a tres años de plazo
realizadas en 2008 y avaladas por el Estado.	
    La mayor parte de las necesidades calculadas por el supervisor europeo corresponden
precisamente a los dos grandes bancos españoles, Santander y BBVA, con 14.971 millones (sin tener
en cuenta las convertibles de 8.497 millones de euros) y 7.087 millones de euros,
respectivamente.  	
    Ambas entidades subrayaron que las exigencias de capital adicional no variarían sus planes de
retribución mediante dividendos a los accionistas, uno de los grandes temores del mercado.	
    Teniendo en cuenta los convertibles, las necesidades de capital de Santander se situarían en
6.474 millones de euros, de los cuales de 2.607 millones corresponden a riesgo soberano 	
    La Caixa dijo que tiene unas necesidades de capital adicional de 602 millones de euros,
BFA/Bankia de 1.140 millones de euros y Banco Popular de 2.362 millones.
     	
    	
   ENTIDAD    EXIGENCIAS CAPITAL ADICIONAL                       COMENTARIOS
                    (millones euros)        
  Santander             14.971                   Tiene convertibles por 8.497 mlns de euros,
                                                 con conversión forzosa forzosamente en oct 2012
    BBVA                 7.087                                         
  La Caixa                602               Tiene convertibles en acciones de CaixaBank por 1.500 
                                                 millones, con conversión forzosa en dic 2012
 BFA/Bankia              1.140                                         
   Popular               2.362              Tiene convertibles por 1.191 millones con conversión 
                                                    forzosa en octubre y diciembre de 2012
 TOTAL                  26.161*             
               *suma de cifras redondeas    
	
 (Información de Jesús Aguado y Jose Elías Rodríguez; editado por Tomás Cobos)