ACTUALIZA 2-Ejecutivos Sacyr sindican 27% capital en voto único

jueves 20 de octubre de 2011 12:26 CEST
 

* Rivero y Loureda sindican sus votos

* Consejero delegado, Manuel Manrique, no está incluido en el pacto con su 6% de participación

* Si Manrique hubiera sindicado, el grupo de ejecutivos habría tenido que lanzar opa por Sacyr al superar 30% de participación sindicada

* El anuncio se produjo horas antes de una nueva reunión del consejo (añade detalles, declaraciones de analista)

MADRID, 20 oct (Reuters) - El grupo constructor Sacyr Vallehermoso anunció el jueves que su presidente y un grupo de accionistas fieles han sindicado una participación del 26,95 por ciento para enfrentar la oposición de otros accionistas relevantes en la firma.

En este acuerdo, el presidente, Luis del Rivero, suma el apoyo expreso de la familia fundadora Loureda y de otro directivo aunque queda fuera de la sindicación el consejero delegado, Manuel Manrique que, con su participación directa de un seis por ciento, hasta ahora ha estado alineado con las tesis del presidente.

No obstante, la postura de Manrique sigue siendo una incógnita, dado que, de haberse sumado al pacto habría obligado al grupo de socios a lanzar una opa, puesto que habrían superado el límite del 30 por ciento que marca la ley para lanzar una oferta por el 100 por ciento del capital.

En el comunicado en el que detallan el pacto, los accionistas representantes del 26,95 por ciento señalan que han propuesto cuatro consejeros dominicales. En la actualidad, los accionistas objeto de sindicación cuentan con cuatro consejeros dominicales (dos de Rivero y dos de la familia Loureda), al margen del puesto ejecutivo que ocupa Rivero.

"Con el pacto el enfrentamiento entre los dos grupos (de accionistas de Sacyr) se hace patente. El movimiento parece que tiene dos motivaciones: aflorar la participación de Javier Gayo (el tercero de los socios, que posee un 1,71 por ciento del capital) y gracias a esto quizás intentar nombrar otro consejero", dijo un analista que pidió el anonimato.   Continuación...