Bolsa española cierra con baja moderada pendiente de Eslovaquia

martes 11 de octubre de 2011 18:01 CEST
 

MADRID, 11 oct (Reuters) - El Ibex-35 de la Bolsa española cerró el martes con un moderado descenso y la atención puesta en las novedades sobre la crisis de deuda de la eurozona, donde solo queda pendiente la aprobación eslovaca a la ampliación de competencias del fondo de rescate de la región y parece más cercana la entrega de un nuevo tramo de ayuda a Grecia.

En lo referente a Eslovaquia, los inversores optaban por la cautela a la espera de que el parlamento del país centroeuropeo dé su visto bueno al nuevo fondo, que cuenta con la oposición de uno de los partidos de la coalición de gobierno.

"Creo que es un tema (el resultado de la votación en Eslovaquia) que seguirá repercutiendo en los mercados, más que nada añadiendo volatilidad intradía", dijo un operador.

"Hoy también ha habido precaución por la incertidumbre sobre la temporada de resultados recién iniciada y por el festivo del miércoles, que puede traer también volatilidad", dijo un operador en referencia al Día de la Hispanidad, pese al cual los mercados bursátiles abrirán en España.

La troika que examinó el cumplimiento de los compromisos griegos indicó el martes que pese a la necesidad de que el Gobierno heleno continúe con la reformas, el país debe recibir un vital tramo de ayuda de 8.000 millones de euros par evitar una quiebra inminente.

Bruselas, por su parte, se dispone a someter a los bancos europeos a unas pruebas más duras de resistencia que permitan identificar qué entidades necesitan recapitalizarse para afrontar los peligros de la crisis de deuda.

"No es mala noticia que se tomen medidas para afrontar los riesgos, pero no hay garantías de que esta vez se vaya a hacer de manera menos torpe que en las últimas pruebas y además el problema de fondo sigue sin resolverse", dijo el operador con relación a las carencias estructurales en la unión de la moneda única.

En este contexto, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se mantenía estable, en el entorno de los 294 puntos básicos tras despedirse la víspera de la zona de los 300 pb.

Las bajas más pronunciadas se concentraban en los grandes bancos -Santander perdió un 0,93 por ciento y BBVA un 1,07 por ciento-, y en algunos de los grandes valores como Iberdrola (-1,37 por ciento), Repsol (-1,84 por ciento en un contexto de descenso del precio del crudo), y Telefónica (-0,89 por ciento).   Continuación...