11 de octubre de 2011 / 13:37 / en 6 años

ENFOQUE-La sanidad se ahoga en España con medidas de austeridad

* Regiones, con problemas por acumulación de facturas de farmacias y servicios

* Algunas clínicas y salas de urgencias tienen que cerrar

* Incluso los médicos dicen que el sistema podría ser demasiado caro

Por Paul Day

MADRID, 11 oct (Reuters) - Las farmacéuticas y empresas de suministros médicos llevan hasta dos años sin cobrar, algunas salas de urgencias se han cerrado y el Gobierno catalán ha pedido a los médicos que acepten una rebaja de sueldo o 1.500 de ellos perderán su empleo.

El preciado sistema de salud público de España se ha convertido en la última víctima de la crisis de deuda de la eurozona.

"No nos han pagado, pero no podemos hacer nada al respeto. Necesitamos los contratos públicos, (así que) tenemos que esperar", indicó un representante de una empresa de limpieza que no quiso difundir su nombre o el de su empresa por miedo a represalias.

La empresa, que sostiene que el gobierno de Castilla-La Mancha le debe cientos de millones de euros, es uno de las docenas de proveedores - de todo tipo de material, desde gasas quirúrgicas a desinfectantes - que tienen problemas para pagar a sus trabajadores mientras las comunidades autónomas retrasan los pagos para cumplir unos duros objetivos de déficit.

Los recortes del gasto en las endeudadas comunidades autónomas es una señal tangible de los fuertes ajustes en marcha mientras el país se aprieta el cinturón para intentar cumplir las ambiciosas metas de reducción de déficit comprometidas con la Unión Europea, al tiempo que la economía nacional se estanca.

De cara a las elecciones generales del 20 de noviembre, los dos grandes partidos políticos, PP y PSOE, se han mostrado vagos en este ámbito, pero hasta los defensores más acérrimos del sistema aceptan que hay espacio para hacer recortes y mejorar su eficacia.

Se espera que el Partido Popular, favorito para ganar las elecciones y volver al poder, recorte algunos servicios sociales que los socialistas han dejado intactos en sus ajustes presupuestarios.

Pero ahora incluso los socialistas dicen que hay modos de recortar el gasto sanitario sin perjudicar los servicios que presta. Por ejemplo, mandando a los gobiernos extranjeros las facturas por la atención que reciben sus ciudadanos en los hospitales españoles.

ESPERAS DE 900 DÍAS

La multinacional farmacéutica Roche dice que Castilla y León lleva un retraso de 900 días en el pago de sus facturas, lo que ha planteado el temor a que la empresa pueda empezar a retener fármacos a los hospitales como hizo en Grecia, que está tratando de evitar la bancarrota.

El Gobierno central español hace transferencias anuales de la recaudación fiscal a las 17 comunidades autónomas, que tienen las competencias de sanidad y educación.

Pero ahora las regiones se ven obligadas a hacer drásticos recortes presupuestarios después de que su deuda se haya multiplicado durante el 'boom' inmobiliario español, cuyo colapso en 2008 envió el país a la recesión y desencadenó un paro que ha superado el 20 por ciento.

Mientras los gobiernos regionales reducen gastos allá donde pueden, los pagos adeuados a las empresas y proveedores de servicios y productos sanitarios se ha disparado un 42 por ciento en un año hasta más de 4.000 millones de euros, según la Federación española de Empresas Tecnología Sanitaria, conocida como Fenin.

La consultora AT Kearney calcula que el déficit a largo plazo del sistema es de 15.000 millones de euros, una pesada carga para un Estado que ha visto subir los costes de su financiación durante la crisis de deuda de la eurozona.

Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin, dice que las empresas más pequeñas de su federación "están sufriendo de una manera muy alarmante por falta de liquidez" y eso aumenta el desempleo, provocando la quiebra de empresas y el empobrecimiento del país.

La media del número de días que los proveedores deben esperar para cobrar ha pasado de 285 a 415 días el año pasado, afirmó.

"Antes era inadmisible; ¡ahora es incomprensible!" dijo Joaquín del Rincón, representante en España de Boston Scientific, que proporciona instrumental médico y quirúrgico a los hospitales españoles.

"Tenemos que explicar a nuestras centrales que es España. La ley dice pagas en 50 días y no se cumple. Ahora se ha agravado como consecuencia de la crisis - antes eran unos 100 días, ahora estamos en 425."

LOS MÉDICOS TEMEN POR SUS PUESTOS DE TRABAJO

El gobierno catalán ha tenido que cerrar algunas clínicas y salas de urgencias en los últimos meses en una de las regiones más ricas de España, y ha dicho que tendrá que despedir a 1.500 médicos residentes si los doctores no aceptan recortes en los sueldos y las pagas extras.

A finales de septiembre, los médicos residentes se manifestaron por Barcelona y llenaron los hospitales de pancartas, mientras los sindicatos médicos han amenazado con una huelga. Pero muchos doctores de más edad temen tener problemas y perder el empleo en un momento en el que uno de cada cinco trabajadores españoles no puede trabajar.

"Todo esto es por años de mala gestión por parte de los políticos. El dinero se ha acabado", afirmó uno de los médicos catalanes, que pidió no ser identificado.

"No sabemos lo que está pasando. Nos sentimos impotentes para defender lo que tenemos. Tenemos miedo a perder el trabajo".

Las presiones presupuestarias no van a desaparecer a corto plazo. La economía española no puede crear empleo a no ser que crezca por encima del dos por ciento anual, algo para lo que aún pueden faltar muchos años, lo que supone que los niveles más altos de la Unión Europea se mantendrán durante un tiempo, restringiendo el aumento en los ingresos fiscales.

Y, al igual que muchos otros países desarrollados, el sistema sanitario se ve sobrepasado por una población que envejece y disfruta de largas jubilaciones con pensiones públicas, mientras unas familias cada vez más pequeñas tratan de rellenar la brecha en la financiación.

A diferencia de otros países con sanidad pública, en España apenas hay quejas sobre largas esperas para ver a un médico. Pero ahora los pacientes catalanes están empezando a tener que espera más, y los médicos advierten del descenso en la calidad de la atención.

"Aunque las medidas no tendrán un impacto directo sobre los pacientes, les podrían afectar a largo plazo. Un medico mal entrenado puede generar mayor costo sanitario, por ejemplo si hay que pedir más pruebas y corregir sus errores", explicó José Blanco, jefe de educación hospitalaria en el Hospital German Trías.

AÚN MÁS RECORTES

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha garantizado prácticamente la humillación de los socialistas el 20-N al aplicar una amplia serie de recortes presupuestarios con los que evitar un abandono masivo de la deuda española por parte de los inversores internacionales.

En agosto aprobó una ley para ahorrar 2.000 millones en gastos farmacéuticos. Las empresas del sector criticaron duramente la medida, que obliga a los médicos a favorecer los medicamentos genéricos sobre los de marca, calificándola de ineficaz, dañina para el sistema y mal pensada.

El PP, por su parte, dice que hay que reformar la sanidad pública, pero sin entrar en muchos detalles, como se pudo ver en la convención que celebró la semana pasada en Málaga.

Los economistas de institutos de estudios conservadores que asesoran al partido de centroderecha han mencionado la idea del copago, en el que los pacientes pagan una cuantía simbólica por la atención que reciben para desincentivar un uso excesivo del sistema.

El 60 por ciento de los médicos es partidario de este método, muy común en muchos países desarrollados pero que es anatema en España, según un estudio de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria.

¿DEMASIADO BUENO?

El crecimiento del gasto sanitario en España se ha ralentizado, pero está en

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below