Acciones españolas se desploman tras declaraciones Rajoy y Monti

jueves 2 de agosto de 2012 18:45 CEST
 

MADRID, 2 ago (Reuters) - Las acciones españolas ampliaron el jueves su caída al cierre después de que los primeros mandatarios de España e Italia defraudaran en una comparecencia conjunta, lo que se sumó a la decepción previa por la falta de concreción del presidente del Banco Central Europeo (BCE) sobre una intervención en el mercado de bonos.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo el jueves que la entidad que sólo intervendría en el mercado de bonos comprando deuda estatal si los países implicados lo pedían explícitamente.

"Los países deben decidir si necesitan y quieren ayuda", dijo Draghi, para añadir que el BCE diseñará un mecanismo en las próximas semanas para hacer compras que estabilicen los mercados financieros, defraudando expectativas de los inversores que esperaban compras inminentes y masivas de bonos para contener el alza de la prima en países como España.

Los inversores intensificaron su pesimismo tras la intervención conjunta del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el primer ministro italiano, Mario Monti, que hicieron un llamado a una rápida actuación de los recientes acuerdos europeos que estabilicen el euro y defiendan la deuda de los países periféricos de la eurozona.

"El factor clave de esta sesión ha sido la falta de concreción mostrada por el BCE. El mercado se esperaba más de esta reunión después de que Draghi haya hecho algunos guiños la semana pasada que hicieron al mercado pensar en una inmediata intervención de la entidad en los mercados secundarios de bonos comprando deuda española e italiana", dijo un analista.

"La tibieza de las palabras de Rajoy y Monti tampoco ayudó", añadió.

En este contexto, el rendimiento del bono referencial español a 10 años superaba el 7,2 por ciento, mientras el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán cotizaba en horas de cierre bursátil cerca de los 600 puntos básicos (pb) desde los 532 pb antes de la comparecencia de Draghi.

En este contexto de máxima tensión, el Ibex-35 cayó un 5,16 por ciento hasta los 6.373,4 puntos, mientras el selectivo paneuropeo FTSEurofirst cedió provisionalmente un 1,05 por ciento.

Se trata de la mayor caída del selectivo español desde el pasado 20 de julio, cuando se dejó un 5,82 por ciento.   Continuación...