Telefónica da primer paso para bajar apalancamiento con la OPV de Telxius

lunes 5 de septiembre de 2016 08:21 CEST
 

MADRID/SANTANDER, 5 sep (Reuters) - La salida a bolsa de su filial de infraestructuras Telxius es el primer paso del amplio paquete de medidas ideado por Telefónica para reducir su alta deuda y convencer al mercado de la sostenibilidad de su elevada remuneración al accionista.

La OPV de la filial se complementará en los próximos meses con la venta o colocación en mercado de una participación de O2, una sólida generación de flujo libre de caja y la eventual emisión de deuda híbrida.

El grupo, con una deuda de más de 52.500 millones de euros y acuciado por las agencias de rating tras el veto de la Unión Europea a la venta de O2 a Hutchison, se ha marcado finales de 2017 como fecha límite para reducir su ratio de deuda/Oibda a 2,35 veces desde las 3,2 veces de junio de 2016.

En un encuentro informal con prensa previo a su comparecencia en las jornadas sobre telecomunicaciones organizadas por Ametic y la UIMP, el presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete, explicó las palancas que utilizará para reducir deuda.

La primera será la OPV de una participación minoritaria de Telxius antes de finales de año. La desinversión en esta filial, que cuenta con un Oibda cercano a 300 millones de euros, podría inyectar unos 1.500 millones de euros en caso de venderse alrededor del 40 por ciento del capital, según cálculos de analistas.

Esto se complementará con la venta de "algún activo menor" y con la enajenación parcial de O2, una operación que inyectaría unos 2.100 millones de libras (unos 2.500 millones de euros), suponiendo una OPV del 25 por ciento, según cálculos de analistas de Bernstein.

"Hemos decidido que no vamos a vender el control de O2 en el Reino Unido (...) En las próximas semanas decidiremos si es una salida a bolsa o es una entrada de accionistas a nivel de O2 en Reino Unido", explicó Pallete, que no descartó tampoco emitir deuda híbrida, que computa parcialmente como capital.

"Si tomáramos la decisión hoy o dentro de unas pocas semanas, todavía podríamos colocar antes de que acabara el año, una participación de O2", agregó.

Pero el principal motor de este desapalancamiento será orgánico. Pallete confía en que el flujo de caja libre de Telefónica alcance el entorno de los 4.000 millones de euros en el segundo semestre de 2016 y siga creciendo en 2017, un año en el que también prevé mejorar el Oibda.   Continuación...