Bruselas pide más reformas en España ante graves riesgos

miércoles 10 de abril de 2013 12:30 CEST
 

MADRID, 10 abr (Reuters) - La Comisión Europea lanzó el miércoles una advertencia sobre el estado de la economía española animando al Ejecutivo a emprender más reformas, revisar las condiciones del mercado laboral y evitar el riesgo de prolongar la fase recesiva más allá de 2013.

"España está experimentando excesivos desequilibrios macroeconómicos", señala la Comisión Europea en un informe anual no vinculante en el que estudia los desequilibrios de trece estados miembros.

Aunque reconoce la agenda reformista del Gobierno de Mariano Rajoy, la Comisión señala que "la magnitud de la corrección necesaria requiere una acción política fuerte de manera continuada", alertando particularmente sobre los "muy elevados" niveles de deuda doméstica y externa que "continúan planteando riesgos para el crecimiento y la estabilidad financiera".

Las recomendaciones de la Comisión, que se hacen públicas quince días antes de que España presente a la Comisión un nuevo programa de reformas y un cuadro macroeconómico actualizado, advierten de un riesgo de que el proceso recesivo se extienda en 2014.

"La contracción de la economía y el consiguiente aumento del paro están traduciéndose en un proceso de desapalancamiento más prolongado", dice la Comisión.

Se espera que, en la documentación que a finales de abril el Gobierno remitirá a Bruselas, la contrapartida a una esperada relajación de los objetivos de déficit sean nuevas reformas estructurales y ajustes presupuestarios entre los que se podría encontrar el mantenimiento de alzas de impuestos inicialmente "temporales" y un ajuste estructural en el sistema público de pensiones.

"La credibilidad del ajuste fiscal se reforzaría fundamentando la consolidación en medidas estructurales (incluida la sostenibilidad del sistema de seguridad social) tal y como exigen las recomendaciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y con más medidas para reforzar la orientación a medio plazo y el marco institucional de las finanzas públicas".

En la parte positiva, la Comisión destaca, además de una reducción de los costes de financiación, la mejora sustancial en la balanza por cuenta corriente (-78% en 2012) pero advierte de que, en una parte considerable, la reducción es de carácter "cíclico", señalando además la importancia de aumentar la competitividad y el hecho de que la caída de los costes laborales no se haya traducido en un descenso convincente de los precios.

La Comisión anima a considerar medidas fiscales orientadas a favorecer el crecimiento y ganar competitividad y pide revisar los efectos de la reciente reforma laboral. (Información de Carlos Ruano y Tomás Cobos; Editado por Julien Toyer)