Telefónica supera previsiones a septiembre, reitera objetivos

miércoles 7 de noviembre de 2012 08:10 CET
 

MADRID, 7 nov (Reuters) - Telefónica dijo el miércoles que su beneficio neto repuntó en los primeros nueve meses del año un 26,4 por ciento interanual hasta 3.455 millones de euros, superando ligeramente las previsiones de los analistas que esperaban un incremento del 24,5 por ciento

El resultado refleja una base comparativa favorable al incluirse en las cifras del año pasado un cargo de 2.700 millones por la reestructuación de su negocio en España.

En una nota de prensa, la operadora dijo que sus ingresos bajaron un 0,3 por ciento a 46.519 millones mientras el resultado operativo antes de intereses y amortizaciones (OIBDA) subió un 10,7 por ciento a 15.782 millones de euros.

Los analistas consultados por Reuters habían esperado de media un descenso del 0,4 por ciento de los ingresos y una subida del 10,4 por ciento del OIBDA por el cargo extra en 2011.

El grupo dijo que reitera sus objetivos para 2012 (crecimiento ingresos a tipo cambio constante de entre 0 y 1 por ciento, ligera erosión del margen OIBDA y ratio deuda/OIBDA por debajo de 2,35 veces), así como su compromiso de pagar un dividendo de 0,75 euros por acción en 2013.

Telefónica dijo que su deuda financiera neta se redujo en 3.183 millones de euros adicionales tras operaciones anunciadas tras el cierre del tercer trimestre. La deuda neta financiera a septiembre se situó en 56.006 millones de euros, con una reducción en el tercer trimestre de 2.304 millones de euros.

El ratio de endeudamiento de los ultimos 12 meses (deuda neta sobre OIBDA), se situó en 2,56 veces a cierre de septiembre, pero incluyendo los eventos tras el cierre de septiembre el endeudamiento se reduciría a 2,44 veces, frente al ratio de 2,65 veces registrado a finales de junio.

Telefónica es la empresa más endeudada de España y de no conseguir reducir su apalancamiento corre el serio riesgo de ver rebajada su calificación crediticia de "investment grade" (muy bajo riesgo de impago) a nivel de "inversión especulativa", lo que dificultaría su acceso a los mercados de capital y encarecería el coste de financiación de su deuda. (Información de Robert Hetz; escrito por Tomás Cobos; editado por Carlos Castellanos)