España realizará ajuste fiscal 65.000 mlns euros hasta 2014

miércoles 11 de julio de 2012 10:42 CEST
 

MADRID, 11 jul (Reuters) - El Gobierno español llevará a cabo un ajuste presupuestario en los dos próximos años y medio que sumará 65.000 millones de euros, el mayor en la historia de la democracia española, con el fin de alcanzar las ambiciosas metas de reducción del déficit público.

En una intervención con tintes dramáticos, el presidente del Gobierno desglosó el miércoles una serie de medidas que siguen el dictado de Bruselas y que, según reconoció, le resultaban incómodas.

"Tenemos que salir de este atolladero y necesitamos hacerlo cuanto antes (...) Tanto si nos gusta como si no nos gusta. Dije que bajaría los impuestos y los estoy subiendo. No he cambiado de criterio pero han cambiado las circunstancias y tengo que adaptarme a ellas", dijo Mariano Rajoy en una intervención en el Congreso para presentar los pactos de las recientes cumbres europeas, donde se acordó el rescate de la banca española.

El Gobierno ya había dado a conocer hasta el momento recortes de gastos y alzas de ingresos por importe de 48.500 millones de euros, divididos entre el Estado, las Comunidades Autónomas y los ayuntamientos.

Entre las medidas destinadas a aumentar los menguantes ingresos fiscales, destaca la subida del IVA reducido del 8 al 10 por ciento y del IVA general del 18 al 21 por ciento, el aumento de la fiscalidad sobre el tabaco y de impuestos relacionados con el medio ambiente.

El presidente también anunció que se eliminaría la desgravación por compra de vivienda a partir de 2013.

Por contra, las cotizaciones sociales se reducirán en un punto porcentual en 2013 y un punto adicional en 2014.

Por el lado del gasto, Rajoy dijo que se recortarían las condiciones laborales de los empleados públicos, eliminando la paga extraordinaria de este año, reduciendo el número de días de libre disponibilidad, los llamados "moscosos" y el número de liberados sindicales.

También se tocarán dos temas sensibles socialmente como la prestación por desempleo, que se reducirá para los nuevos receptores a partir del sexto mes del 60 al 50 por ciento respecto al salario que cobraba el trabajador, y el sistema público de pensiones, aunque Rajoy no aportó detalles limitándose a señalar que se seguirán las directrices europeas.

Asimismo, indicó que la reforma prevista de la administración local tendría un impacto de 3.500 millones de euros en ahorros, y anunció una liberalización y "en su caso" posible privatización de los sectores ferroviario, aeroportuario y portuario. (Información de Andrés González, escrito por Tomás Cobos; editado por Rodrigo de Miguel)