27 de febrero de 2013 / 16:08 / en 5 años

La UE espera un acuerdo comercial con EEUU para 2014

Estados Unidos y la Unión Europea no se pueden permitir dejar que fracasen las negociaciones comerciales transatlánticas lanzadas en junio, dijo el miércoles el máximo responsable de comercio de la UE, advirtiendo de que la situación y prosperidad de ambas orillas dependían de su éxito. En la magen, el comisario europeo de Comercio, durante la cumbre sobre la zona euro en Bruselas, el 27 de febrero de 2013. REUTERS/FranÇois Lenoir

BRUSELAS (Reuters) - Estados Unidos y la Unión Europea no se pueden permitir dejar que fracasen las negociaciones comerciales transatlánticas lanzadas en junio, dijo el miércoles el máximo responsable de comercio de la UE, advirtiendo de que la situación y prosperidad de ambas orillas dependían de su éxito.

Washington y Bruselas comenzarán las negociaciones para un acuerdo que engloba la mitad de la economía mundial sólo meses después de que la UE iniciase conversaciones con Japón en marzo, dijo el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, en el marco de la cumbre de la zona euro de Reuters.

Los beneficios para las economías de EEUU y la UE, que sufren las consecuencias de una crisis financiera global, podrían ser tangibles incluso antes de la firma, aunque el cierre de las conversaciones para finales de 2014 “no es imposible”, dijo De Gucht en Bruselas.

“Se trata del peso del mundo libre occidental en los asuntos económicos y políticos del mundo”, dijo De Gucht, uno de los comisarios más poderosos de la UE que negocia acuerdos comerciales con más de 80 países en representación de los 27 países de la UE.

“Una vez que hayamos comenzado, el fracaso no es una opción. Sería muy perjudicial para la Unión Europea y Estados Unidos si no tenemos éxito”, dijo.

El presidente de EEUU, Barack Obama, respaldó las negociaciones este mes y los líderes europeos también han secundado el plan, esperando que el acuerdo con Washington ayude a Europa a salir de su crisis de deuda.

En un momento en que la zona euro está en recesión y Estados Unidos espera solo un modesto crecimiento este año, un acuerdo comercial entre EEUU y UE añadiría un 0,5 por ciento al año a la economía de la UE y un 0,4 por ciento a la de EEUU para 2027.

De Gucht dijo que el acuerdo era tan importante que las señales de avances podrían tener un efecto económico positivo antes de cerrarse el acuerdo. Pero lo contrario también, advirtió.

Tras el fracaso de las negociaciones de comercio mundial en 2008, ambos bloques han buscado firmar tantos acuerdos de libre comercio como han podido y este acuerdo bilateral representa el broche de oro de sus ambiciones.

El acuerdo se debatió primero hace tres décadas y se consideró muy difícil debido a las políticas que protegían al sector primario en ambas partes.

De Gucht dijo que la agricultura sería parte de las negociaciones. “Hemos elegido el camino de un acuerdo largo y exhaustivo”, dijo, añadiendo que desaparecerían las barreras para las compañías en sectores desde la protección de datos hasta la regulación y contratos de gobiernos.

De Gucht, anteriormente ministro belga de Exteriores, dijo que aunque no había una fecha límite, noviembre de 2014 representaba una buena meta para un acuerdo porque su mandato como comisario de Comercio finaliza entonces, y después de eso, se podrían perder seis meses.

De Gucht añadió que el valor actual del euro no suponía un problema para las exportadoras de la UE. “El euro no está en un nivel prohibitivo” para el comercio europeo, dijo.

JAPÓN, CANADÁ

La UE, no conforme son un acuerdo con EEUU, iniciará conversaciones con Japón, la tercera mayor economía mundial, a finales de marzo en Tokio, según De Gucht.

Un acuerdo entre la UE y Japón sumaría a dos socios comerciales responsables de un tercio de la economía mundial y podría crear 400.000 empleos solo en Europa. Pero la complejidad de las negociaciones podría hacer que el acuerdo tardase años.

“Esta negociación va a llevar tiempo. No creo que se pueda hacer en menos de tres años”, dijo De Gucht.

“Con Estados Unidos tenemos varios escollos, pero al menos sabemos cuáles son. En Japón se trata de cambiar una mentalidad”, dijo.

Francia e Italia han estado preocupadas por el impacto de las importaciones de Japón sobre sus industrias del automóvil cuando ya sufren el impacto de la crisis de deuda de la zona euro y una caída de las ventas en el continente.

Pero De Gucht dijo que para cuando se firme un acuerdo, las automotrices europeas deberían tener suficiente tiempo para adaptarse con un nuevo modelo de negocio sostenible.

“Está tan lejos que no puede ser una excusa para no reestructurar nuestro sector de automóviles”, dijo De Gucht. “No hay motivo en absoluto para usar (las negociaciones comerciales con Japón) como chivo expiatorio”.

Canadá es otro premio para la UE si Bruselas logra cerrar un acuerdo, que podría ser el primero de la UE con una gran economía. Las conversaciones comenzaron en 2009, pero De Gucht no firmó en la última ronda de negociaciones en Ottawa.

Las negociaciones están paradas por contenciosos como las exportaciones agrarias, la propiedad intelectual y la capacidad de pujar por contratos con gobiernos.

“No tenemos un trato y no me agrada lo que hay ahora sobre la mesa”, dijo De Gucht. “Tienen un interés ofensivo muy sensible, que es la agricultura. Creo que podemos alcanzar un acuerdo sobre eso. Pero la recompensa por eso para el lado europeo también tiene que ser muy clara”, añadió, instando a Ottawa a una mayor apertura.

/Por Robin Emmott/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below