Repsol vende activos GNL a Shell por 6.653 millones de dólares, con deuda

martes 26 de febrero de 2013 19:34 CET
 

MADRID (Reuters) - MADRID, 26 feb (Reuters) - Repsol anunció el martes la venta de sus activos de GNL en Perú, Trinidad y Tobago y Vizcaya a Shell por 6.653 millones de dólares, deuda incluida, en una operación de la que se ha quedado fuera su planta de Canaport sobre la que realizará una provisión de 1.300 millones de dólares.

La petrolera angloholandesa pagará 4.400 millones de dólares en efectivo por la participación de Repsol en los activos, asumiendo deudas por 2.253 millones de euros.

Con esta operación, que permitirá a Repsol reducir su deuda hasta los 2.200 millones de euros desde los casi 5.000 millones de euros reportados a septiembre, la petrolera supera holgadamente el objetivo de ventas de activos marcado en su plan estratégico hasta 2016.

Presionado por las agencias de rating que tienen la calificación de la petrolera española a un escalón del bono basura, Repsol puso en venta sus activos de GNL, muy atractivos para los inversores por el auge del shale gas y la crisis de Fukushima, para reducir su endeudamiento y mejorar por tanto la perspectiva sobre su deuda.

La venta de estos activos permitirá a Repsol aflorar plusvalías por 3.500 millones de euros respecto al valor en libros.

El acuerdo con Shell no incluye, en contra de lo que se esperaba en un principio, la planta canadiense de Canaport, que ha visto reducido su atractivo en el mercado por la caída de los precios de gas provocada por el auge del shale-gas en el mercado estadounidense.

Repsol seguirá gestionando la planta pero en el marco de la operación ha firmado con la propia Shell un acuerdo de suministro de un millón de toneladas anuales de GNL para su factoría canadiense durante los próximos diez años.

 
Repsol anunció el martes la venta de sus activos de GNL en Perú, Trinidad y Tobago y Vizcaya a Shell por 6.653 millones de dólares, deuda incluida, en una operación de la que se ha quedado fuera su planta de Canaport sobre la que realizará una provisión de 1.300 millones de dólares. En la imagen de archivo, una bandera de España ondea cerca de una gasolinera de Repsol en Madrid, el 23 de noviembre de 2012. REUTERS/Andrea Comas