El Ibex 35 cae un 3 por ciento por la inquietud sobre Italia

martes 26 de febrero de 2013 17:58 CET
 

MADRID (Reuters) - El Ibex-35 se dejó el martes más de un 3 por ciento y volvió a los niveles de principios de mes en un clima de preocupación política tras las elecciones en Italia.

El resultado electoral transalpino, que hace temer la ingobernabilidad del país y un recrudecimiento de la crisis europea, llevó a los inversores a vender en las plazas europeas de renta variable a la vez que las rentabilidades de los bonos periféricos de la zona del euro registraban alzas generalizadas.

"La incertidumbre seguirá reinando en las próximas dos semanas a la espera de que se cierre ese acuerdo de coalición. Y a medio plazo, siendo la coalición la mejor opción para los mercados, las dudas seguirán pesando por los posibles desacuerdos", dijeron analistas de Banco Sabadell.

No obstante, estos añadieron que esperan "mensajes de tranquilidad desde la Eurozona. No esperamos movimientos extremos si no hay nuevas elecciones".

El Ibex-35 se dejó un 3,2 por ciento a 7.980,7 puntos, la mayor caída desde el 4 de febrero, fecha desde la que el índice no se había situado por debajo de los 8.000 puntos.

El índice del paneuropeo Eurofirst retrocedió un 1,33 por ciento.

Los diferenciales de la deuda periférica del euro, tales como la italiana y la española, habían subido fuertemente a primera hora de este martes, aunque moderaron posteriormente la tendencia.

A las 17.35 horas, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán repuntaba desde las últimas transacciones del lunes unos 30 puntos básicos (pb) hasta los 392 pb, pero cotizaba por debajo de los 400 pb de los primeros tanteos inmediatamente posteriores a la apertura de este martes.

En la bolsa de Madrid, el descenso estuvo liderado por el sector bancario y las constructoras, los que más habían subido en jornadas anteriores.   Continuación...

 
El Ibex-35 bajaba con fuerza a la media sesión del martes, aunque cotizaba por encima de los mínimos niveles de la mañana, con órdenes de venta por parte del dinero más especulativo y cortoplacista en un clima de preocupación política tras las elecciones en Italia. En la imagen, un operador observa un panel electrónico en la Bolsa de Madrid, el 3 de agosto de 2012. REUTERS/Juan Medina