Almunia: La UE espera resolver el caso de Google después del verano

viernes 22 de febrero de 2013 14:41 CET
 

PARÍS (Reuters) - La Comisión Europea espera resolver una investigación de dos años sobre Google, el motor de búsquedas más popular del mundo, después del verano.

Bruselas ha estudiado las propuestas presentadas por Google para resolver las quejas de más de una docena de empresas, entre ellas Microsoft, de que Google estaba aprovechando su posición de dominio para bloquear a sus competidores.

"Podemos llegar a un acuerdo tras el parón del verano. Podemos imaginar esto como una fecha tope posible", dijo el comisario de Competencia de la UE, Joaquín Almunia, en una conferencia en París.

El comisario español dijo que la fecha tope está condicionada a que reguladores y rivales alcancen un acuerdo sobre las concesiones presentadas por Google este mes. Ni la empresa ni la autoridad comunitaria contra los monopolios han detallado cuáles eran esas concesiones.

Personas familiarizadas con el asunto han dicho anteriormente a Reuters que Google ha ofrecido etiquetar sus propios servicios en los resultados de las búsquedas para diferenciarlos de los servicios de los rivales, así como imponer menos restricciones a los anunciantes.

La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) acabó el mes pasado su propia investigación sin tomar medidas significativas, lo que supuso una importante victoria de Google.

Los reguladores europeos han dicho que el gigante de las búsquedas podría haber favorecido sus propios servicios de búsqueda sobre los de sus rivales, copiado críticas de viajes y restaurantes de páginas competidoras sin permiso y puesto restricciones sobre anunciantes y publicidad.

/Por Foo Yun Chee/

 
Los reguladores de la UE esperan resolver una investigación de dos años sobre el motor de búsquedas más popular del mundo Google, dijo el jefe antimonopolio de la Unión Europea. En la imagen, una foto ilustración del logo de Google con dos monedas de euro, tomada en Múnich, el 15 de enero de 2013. REUTERS/Michael Dalder