El banco malo español busca asesores para inventariar los activos

jueves 21 de febrero de 2013 13:32 CET
 

MADRID (Reuters) - El "banco malo" español está realizando un concurso para seleccionar un consorcio de expertos que analice de manera urgente los activos que le han transferido las entidades financieras, según indicaron el jueves representantes de las principales consultoras del país.

El consorcio elegido para la labor -que estará compuesto de un bufete de abogados, una consultora inmobiliaria, más un asesor en materia tecnológica y un auditor- se encargará de hacer un inventario de los activos con los que cuenta la denominada SAREB.

"Lo que se pretende es (...) darle a la SAREB una proyección internacional y hablar el mismo lenguaje de las firmas que van a transaccionar con todos estos activos", dijo Alberto Prieto, director general de Knight Frank España, en una presentación de la recién creada Asociación de Consultoras Inmobiliarias (ACI).

"Está haciendo lo que haría cualquier fondo que compra un lote importante de activos, pretenden hacer en un tiempo récord una 'due dilligence' para saber exactamente lo que se les ha transferido y verificar todos los extremos jurídicos relacionados con esa cartera de activos", añadió Prieto.

El banco malo inició su operativa hace unas semanas con unos activos de 36.695 millones de euros procedentes de entidades nacionalizadas y ahora está previsto que la cantidad ascienda a algo menos de 50.000 millones de euros, incluyendo las aportaciones de otras entidades en apuros.

Creado como condición al rescate de la banca española por parte de la eurozona, la SAREB cuenta con créditos problemáticos relacionados con promotoras, así como inmuebles, promociones en curso y suelo que se han adjudicado las entidades financieras como resultado del pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

Los activos a analizar se han dividido en un paquete de 1.500 activos que representan el 40 por ciento del valor total y que requerirán un análisis más exhaustivo; y un segundo bloque con el resto (hasta completar las 145.000 unidades que reúnen los dos grupos) para el que el trabajo no será tan exhaustivo dada la premura del trabajo.

El primer bloque debería estar analizado en unas 12 semanas y el segundo grupo antes del mes de julio, indicaron los directivos de las consultoras.

"Es también un concurso de ideas, en que cada consorcio tiene que aportar cuáles son las conclusiones que propone a este problema que es analizar un paquete de activos enorme (...) probablemente es la mayor inmobiliaria de Europa (...)", dijo Santiago Aguirre, presidente de Aguirre Newman.   Continuación...