Botín y Sáenz sufren una caída del 30% en sus remuneraciones de 2012

miércoles 20 de febrero de 2013 11:52 CET
 

MADRID (Reuters) - El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, y el consejero delegado de la entidad, Alfredo Sáenz, vieron rebajadas sus remuneraciones en torno a un 30 por ciento en 2012 por la caída de la retribución variable, según el informe de la comisión de nombramientos y retribuciones de la entidad.

Según la documentación del Santander, los consejeros ejecutivos vieron reducida su retribución en un 34,6 por ciento en 2012 en un año en el que el beneficio atribuible bajó un 59 por ciento.

En 2012, Emilio Botín ganó 1,34 millones de euros de sueldo fijo, idéntica cantidad a la recibida en 2011, pero su retribución variable se redujo el año pasado en un 50 por ciento a 1,41 millones de euros. En total, Botín vio reducida su retribución entre fijo y variable un 32,05 por ciento.

En tanto, el consejero delegado repitió salario fijo de 3,7 millones de euros, pero su retribución variable se redujo en un 50 por ciento a 3,51 millones de euros. En conjunto, el salario de Sáenz se redujo un 29,02 por ciento.

La retribución de Sáenz también se conoce una semana después de que el Tribunal Supremo anulara parte del indulto del Gobierno que hay permitido al consejero delegado seguir al frente de la principal entidad financiera en España.

Según la documentación de Santander, Botín y Sáenz pidieron al consejo que su paga variable se redujera a la mitad en 2012, en lugar del 25,2 por ciento, como estaba planteado por la comisión de retribuciones.

 
El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, y el consejero delegado de la entidad, Alfredo Sáenz, vieron rebajadas sus remuneraciones en torno a un 30 por ciento en 2012 por la caída de la retribución variable, según el informe de la comisión de nombramientos y retribuciones de la entidad. En la imagen, Botín durante la presentación de los resultados del banco de 2012, en Boadilla del Monte, Madrid, el 31 de enero de 2013. REUTERS/Sergio Pérez