Las pérdidas teóricas de Catalunya Banc y NCG suman 20.000 millones

martes 19 de febrero de 2013 16:39 CET
 

MADRID (Reuters) - Las pérdidas teóricas de Catalunya Banc y NovaGalicia Banco (NGC) en 2012 ascienden a unos 20.000 millones de euros antes de impuestos, según las estimaciones de Bruselas elaboradas con los planes de reestructuración de las dos entidades nacionalizadas.

En el caso de Catalunya Banc, que está en proceso de ser subastada, las pérdidas brutas se sitúan entre 11.000 y 12.000 millones de euros, según el documento publicado en la página de Internet de la Comisión Europea.

"Son datos teóricos, que se elaboraban en noviembre antes de haberse cerrado el ejercicio", dijo un portavoz de Catalunya Banc, para agregar que la entidad hizo una serie de operaciones, incluyendo la ventas de activo, en la recta final del año que no se reflejaban en estos datos.

El dato para anunciar los resultados del cierre de ejercicio aún no se ha fijado, dijo este portavoz.

Según los documentos de Bruselas, la entidad seguirá sufriendo pérdidas de 100 a 200 millones este año y el próximo ejercicio. Para 2015 y 2016, prevé que Catalunya Banc logre un beneficio de 200 a 300 millones de euros.

En cuanto de NCG, las pérdidas antes de impuestos sumarían entre 7.000 y 8.000 millones de euros en 2012, según el documento de Bruselas.

"Son cifras basadas en los resultados de 2011, con proyecciones hasta 2017. La situación actual de la entidad ya ha cambiado a raíz de la puesta en marcha del plan de reestructuración", dijo un portavoz del banco gallego.

NCG ya dio un avance provisional del cierre de ejercicio con un resultado atribuible negativo de 7.922 millones de euros, señaló el portavoz.

Para 2013, la Comisión prevé que la entidad gallega logre un beneficio de entre 10-20 millones de euros que crecerá gradualmente hasta alcanzar los 200 y 300 millones de euros en 2016 y 2017.   Continuación...

 
Las pérdidas teóricas de Catalunya Banc y NovaGalicia Banco (NGC) en 2012 ascienden a unos 20.000 millones de euros antes de impuestos, según las estimaciones de Bruselas elaboradas con los planes de reestructuración de las dos entidades nacionalizadas. En la imagen de archivo se puede ver a una mujer pasando ante una sucursal de Catalunya Caixa en la localidad barcelonesa de Vilassar de Mar en noviembre de 2012. REUTERS/Gustau Nacarino