La inmobiliaria Reyal Urbis pide un concurso de acreedores

martes 19 de febrero de 2013 12:23 CET
 

MADRID (Reuters) - Reyal Urbis decidió el martes presentar la solicitud de concurso voluntario de acreedores ante la negativa de los bancos a refinanciar una deuda de 3.613 millones de euros, en lo que supone el segundo mayor concurso de la historia española después del de Martinsa-Fadesa.

Este concurso apunta a un cambio de ciclo de las relaciones entre las promotoras y la banca, que hasta ahora había optado por refinanciar a las empresas, con el fin de no anotarse pérdidas crediticias y confiando en un cambio futuro de ciclo.

En algunos casos las inmobiliarias preferían convertir parte de la deuda de los grupos en acciones y asumir la gestión de las empresas -como el caso de Metrovacesa-, pero la tendencia actual parece ser de dejar "caer" a los grupos endeudados con flojas perspectivas de negocio.

"Los bancos ya no quieren dar ni un euro más, muchos lo tienen ya provisionado y no ven la necesidad de prolongar la agonía y aumentar de esta manera las pérdidas en el futuro", dijo una fuente conocedora de las negociaciones de Reyal con la banca.

Analistas de Espirito señalaron que, pese a que el desenlace era esperado, no deja de ser negativo.

"Aunque es difícil estimar el impacto para cada banco, ya que creemos que el crédito está ya parcialmente provisionado por la mayoría de los bancos y Reyal tiene unos 4.500 millones en activos, creemos que los bancos podrían sufrir un impacto negativo".

Reyal, que había refinanciado dos veces su deuda desde el pinchazo de la burbuja inmobiliaria en 2007, registraba pérdidas a septiembre del año pasado de más de 250 millones de euros, incurriendo además en causa de disolución al contar con patrimonio negativo a 30 de junio de 2012 (si el Gobierno no prorroga un real decreto que suspende la aplicación de esta cláusula en el caso del deterioro de activo inmobiliarios).

Los ingresos del grupo bajaron a 107,6 millones de euros al tercer trimestre de 2012, fecha en la que su pasivo corriente (es decir deuda que tenía que pagar en menos de un año) era de 1.360,5 millones.

"El creciente deterioro del sector y la persistencia de la crisis han hecho más difícil la consecución de un acuerdo", dijo Reyal el martes en una nota de prensa.   Continuación...

 
La inmobiliaria Reyal Urbis dijo el martes que continuará su actividad tras no lograr un acuerdo con sus acreedores para refinanciar una deuda financiera de 3.613 millones de euros que le ha llevado a solicitar el concurso. En la imagen, un bloque de casas a la venta, en las afueras de Madrid, el 7 de diciembre de 2012. REUTERS/Susana Vera