Bolsa española cae más de un uno por ciento por blue chips

viernes 15 de febrero de 2013 18:06 CET
 

MADRID (Reuters) - El mercado bursátil español cerró la sesión del viernes en un descenso superior al uno por ciento y en los niveles más bajos del día arrastrada por la evolución de los valores de mayor ponderación y en espera de la reunión del G-20 que se celebra este fin de semana en Moscú.

"Nos hemos dejado llevar en un contexto de volumen escaso y con altibajos ante la incertidumbre sobre la reunión del G-20", dijo un operador.

El grupo de las 20 mayores economías desarrolladas y emergentes del mundo se reúnen este viernes y sábado en la capital rusa, donde se prevé que aborden las recientes tensiones en el mercado de divisas, aunque los analistas no esperan que se fijen objetivos para el tipo de cambio.

Con estabilidad en el mercado de deuda - el diferencial del bono español a 10 años frente a su equivalente alemán cotizaba en torno a los 355 puntos básicos - el Ibex-35 bajó en la sesión 97 puntos, un 1,18 por ciento, a 8.150 tras llegar a tocar los 8.250 puntos en una sesión en la que el paneuropeo Eurofirst perdió un 0,12 por ciento.

Los gigantes bancarios Santander y BBVA cedieron un 1,4 y un 0,9 por ciento en un sector en el que volvió a destacar, que se dejó un 18 por ciento para cotizar a 0,337 euros por título. "Es el valor tipo de los especuladores, todo el mundo sabe que la entidad no vale prácticamente nada hasta la ampliación, pero en el trading al minuto se hace mucho dinero", dijo el operador.

La entidad nacionalizada, que presentará sus resultados de 2012 antes de final de mes, confirmó que ha contratado a Rothschild para asesorarle en la venta de activos, lo que provocó pérdidas en los valores participados por la entidad.

Iberdrola perdió más de un tres por ciento mientras que Mapfre se dejó un 1,88 por ciento e IAG cerró plana pese al inicio de la huelga de Iberia convocada para la semana entrante.

Telefónica se dejó un dos por ciento mientras que la petrolera Repsol cayó un 2,66 por ciento todavía en espera de novedades sobre el proceso de venta de su negocio de gas natural licuado.

Uno de los peores valores del mercado era la inmobiliaria Reyal Urbis, cuyas acciones retrocedieron un 16 por ciento tras informaciones de que los bancos acreedores han rechazado la última oferta de refinanciación para evitar el concurso de acreedores.

 
El mercado bursátil español cerró la sesión del viernes en un descenso superior al uno por ciento y en los niveles más bajos del día arrastrada por la evolución de los valores de mayor ponderación y en espera de la reunión del G-20 que se celebra este fin de semana en Moscú. En laimagen, una mujer mira pantallas electrónicas mostran el índice bursátil en la bolsa de Toko, el 6 de febrero de 2013REUTERS/Toru Hanai.