Isofoton presenta preconcurso de acreedores

viernes 15 de febrero de 2013 14:31 CET
 

MADRID (Reuters) - El fabricante español de paneles fotovoltaicos Isofoton, que vive actualmente una situación financiera complicada y ha puesto en marcha un plan para recortar la mitad de su plantilla, se ha acogido a la figura jurídica del preconcurso de acreedores, que le dará tiempo para negociar la deuda contraída con sus proveedores.

"El juzgado mercantil número dos de Málaga ha recibido este mes la solicitud de preconcurso", dijo un portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Una portavoz de Isofoton no pudo facilitar a Reuters el pasivo actual de la compañía, que cerró 2011 con una deuda total de 56 millones de euros, de los que dos tercios correspondían a proveedores.

El preconcurso de acreedores es una figura relativamente reciente que contempla la ley concursal española para propiciar acuerdos extrajudiciales. Técnicamente, concede a la empresa endeudada hasta cuatro meses para poder alcanzar un acuerdo con sus acreedores, pudiendo evitar durante ese lapso una declaración forzosa de suspensión de pagos.

LOS PROBLEMAS CRECEN

El pasado 5 de febrero, Isofoton anunció un expediente de regulación de empleo para 380 empleos de su fábrica de Málaga, un recorte equivalente a la mitad de la plantilla global del grupo. Entonces también dijo sin entrar en detalle que iniciaba las negociaciones con sus proveedores para la refinanciación de deuda.

Isofoton, que vende casi todos los paneles que fabrica fuera de España, donde la inversión en renovables está paralizada, señaló en una entrevista reciente con Reuters que buscaba financiación privada para apoyar sus planes de expansión.

La compañía malagueña opera en un sector de crecimiento pero altamente competitivo en el que la rentabilidad se ha resentido por el excesivo número de fabricantes, lo que ha hecho bajar los precios y provocado quiebras y deslocalizaciones especialmente en Europa.

En 2011, las ventas de esta empresa cayeron un 14 por ciento a 106 millones, con un beneficio cercano a los 8 millones de euros.