El G-20 intentará diluir las demandas de divisas de las grandes potencias

viernes 15 de febrero de 2013 17:28 CET
 

MOSCÚ (Reuters) - El Grupo de las 20 mayores economías del mundo no tendrán en cuenta algunas partes del comunicado sobre tipos de cambio emitido esta semana por el G-7 y no mencionarán el caso de Japón, según un borrador de declaración de los ministros de Finanzas reunidos en Moscú.

Un delegado del G-20 que tuvo acceso al borrador indicó que el texto tampoco hará mención a nuevas metas de recortes de deuda, un asunto por el que Alemania está presionando pero que Estados Unidos intenta eludir.

Si los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G-20 aprueban ese documento el sábado, su contenido confirmará que Japón no será censurado por sus políticas expansivas, que han generado una fuerte depreciación del yen y llevaron a demandas para que se tomen medidas.

El mercado cambiario se vio sacudido esta semana después de que el Grupo de las Siete potencias -Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Canadá e Italia- emitiera un comunicado conjunto declarando que las políticas económicas internas no deben utilizarse para buscar tipos cambiarios específicos.

Tokio dijo que eso refleja un acuerdo sobre que su agresiva política monetaria y fiscal es apropiada. Sin embargo, la muestra de unidad se vio socavada rápidamente por declaraciones extraoficiales que criticaban a Japón.

El borrador del G-20 simplemente recoge referencias previas del grupo sobre la necesidad de evitar una volatilidad extrema de los tipos cambiarios, señaló un delegado.

El yen se ha depreciado cerca de un 20 por ciento desde noviembre. Tras haberse afianzado el viernes, revirtió su tendencia y caía contra el dólar JPY= y el euro EURJPY= en respuesta a los detalles del borrador del G-20.

Una fuente del G-20 dijo que cualquier referencia sobre control de los tipos de cambio no sería aceptable para China, que ahora es la segunda mayor economía del mundo y tiene buena parte de sus 3,3 billones de dólares en reservas extranjeras en bonos del Tesoro estadounidense.

AFIRMACIONES "EXAGERADAS"   Continuación...

 
El G20 debe centrarse más en las reformas estructurales que en los estímulos fiscales y monetario a corto plazo, dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn. En la imagen, Rehn habla con el presidente del BCE, Mario Draghi, el 11 de febrero de 2013 en Bruselas. REUTERS/Francois Lenoir