14 de febrero de 2013 / 13:48 / hace 5 años

El nuevo dato del paro en Estados Unidos apunta a una mejora laboral

WASHINGTON (Reuters) - El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo bajó más de lo previsto la semana pasada, dijo el jueves el Departamento del Trabajo estadounidense, lo que ofrece esperanzas de que la lenta recuperación en el mercado laboral se haya acelerado un poco.

El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes del seguro de desempleo bajó más de lo previsto la semana pasada, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. Imagen del presidente Barack Obama saludando a un trabajador de Linamar Corporation, un fabricante de componentes para la industria automovilística, en su visita el 13 de febrero a las instalaciones en Arden, Carolina del Norte. REUTERS/Jason Reed

Las solicitudes iniciales de subsidios por desempleo cayeron en 27.000 a una cifra desestacionalizada de 341.000, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. El dato de peticiones de la semana anterior fue rectificado para mostrar 2.000 solicitudes más de lo informado previamente.

Los economistas consultados por Reuters estimaban que el número de pedidos iniciales de beneficios por desempleo totalizaría 360.000 la semana pasada.

“Parece que las solicitudes están bajando un poco. Creemos que el crecimiento de las nóminas se acelerará este año y esta clase de reducción gradual en los pedidos parece consistente con eso”, comentó Sam Coffin, economista de UBS en Nueva York.

Pero algunos economistas afirmaron que una tormenta de nieve que golpeó la costa este la semana pasada y problemas para calcular el dato por fluctuaciones estacionales podrían haber rebajado artificialmente las solicitudes.

Aunque se sintieron alentados por el declive, instaron a la cautela respecto a tomar demasiado literalmente el dato.

“Las solicitudes podrían no estar dando una señal confiable sobre el mercado laboral”, dijo Daniel Silver, economista de JPMorgan en Nueva York.

Un analista del Departamento del Trabajo dijo que se habían estimado las solicitudes de los estados de Illinois y Connecticut, algunos de los más golpeados por la tormenta de nieve, pero que como la mayoría de las solicitudes se presentan en Internet, la tormenta parece haber tenido poco efecto en el dato general.

Los mercados financieros de Estados Unidos no reaccionaron mayormente ante el dato, con los inversores concentrados en noticias de que la economía de la zona euro cayó aún más en recesión en el cuarto trimestre.

Las acciones en Wall Street no registraban mayores cambios, mientras que el dólar se fortalecía, al igual que los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

DESPIDOS BAJAN

El dato ofreció más pruebas de que las empresas de Estados Unidos ya no están despidiendo empleados radicalmente, aunque tampoco parecen tener prisa para aumentar las contrataciones, en un contexto de una demanda pobre.

La economía tiene dificultades para crecer mucho más que el 2 por ciento desde la finalización de la recesión de 2007-2009 y la tasa de paro subió un 0,1 por ciento en enero, a un 7,9 por ciento.

El elevado desempleo llevó a la Reserva Federal a lanzar el año pasado un programa de compra de bonos de fin abierto que dijo que mantendrá hasta que vea una mejoría sustancial en el panorama para el mercado laboral.

También se ha comprometido a mantener el tipo de interés cerca de cero hasta que el desempleo alcance un 6,5 por ciento, siempre y cuando la inflación no amenace con superar el 2,5 por ciento.

Los incrementos del empleo promediaron 181.000 por mes en 2012, mucho menos que la cifra mínima de 250.000 que según los economistas es necesaria para reducir significativamente la desocupación.

“La tasa de pérdidas de empleos se ha desacelerado a comienzos de 2013, lo que es consistente con una modesta aceleración en la creación de empleos netos”, dijo John Ryding, economista jefe de RDQ Economics en Nueva York.

“Nuestra proyección para 2013 es que el ritmo promedio de creación de empleos será de alrededor de 175.000 por mes y juzgamos que esta caída en pedidos sea ampliamente consistente con este pronóstico”, agregó.

La semana pasada, el promedio móvil de cuatro semanas de las nuevas solicitudes, que mide mejor la tendencia del mercado laboral, creció en 1.500, a 352.500.

El número de personas que siguió recibiendo beneficios de desempleo tras una primera semana de asistencia bajó en 130.000 a 3,11 millones en la semana concluida el 2 de febrero.

Fue el menor nivel desde julio del 2008 y podría reflejar que la gente está consiguiendo empleo o que está agotando sus beneficios.

Las llamadas solicitudes continuas han oscilado alrededor de los 3,2 millones desde fines de noviembre.

/Por Lucia Mutikani/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below