Telefónica ve un punto de inflexión en sus resultados en España

miércoles 13 de febrero de 2013 17:20 CET
 

MADRID (Reuters) - Telefónica ha visto un efecto positivo en sus márgenes por su nueva política comercial y la retirada de las subvenciones a los terminales móviles en España, dijo el miércoles el presidente de su filial española.

"El último trimestre ha sido uno de los de mayor actividad comercial en nuestra historia pero también uno de los de mejores márgenes", dijo Luis Miguel Gilpérez en un encuentro con periodistas.

Con este reposicionamiento, ha invertido la tendencia registrada en los últimos trimestres, marcada por la erosión de márgenes y la caída de las ventas en España ante el aumento de la competencia y el endurecimiento de la crisis económica.

Telefónica anunciará sus resultados de 2012 el 28 de febrero. En los primeros nueve meses, sus ingresos en España bajaron un 12,9 por ciento y el margen OIBDA sobre ventas ascendió al 45,1 por ciento.

Gilpérez dijo que el lanzamiento en otoño de sus tarifas de descuento Movistar Fusión ha logrado mejorar el ratio de fidelización de sus clientes al tiempo que ha permitido captar 600.000 líneas móviles de sus competidores y mejorar su cuota de mercado en el lucrativo negocio de la banda ancha.

"Por primera vez en muchos trimestres, hemos vuelto a ser líderes en captación de clientes en banda ancha fija", dijo Gilpérez.

Según datos de la CMT, Telefónica incrementó su base de clientes de banda ancha fija en España en unos 125.000 abonados en el último trimestre del año, alcanzando una cuota de mercado del 48,33 por ciento, un incremento de 0,14 puntos porcentuales desde septiembre de 2012.

Gilpérez destacó la buena evolución de la fibra óptica, que facilita las conexiones ultrarrápidas de Internet con velocidades de 100 Mb.

Telefónica empezó a desplegar su red de fibra óptica en 2011. En los primeros dos años ha invertido unos 700 millones de euros y ha llevado la red a 2,2 millones de hogares.   Continuación...

 
Telefónica ha visto un efecto positivo en sus márgenes por su nueva política comercial y la retirada de las subvenciones a los terminales móviles en España, dijo el miércoles el presidente de la filial española. En la imagen, dos trabajadores de Telefónica ante la sede de Barcelona el 30 de enero de 2013. REUTERS/Albert Gea