Portland confirma negociaciones para la venta de Lemona

miércoles 13 de febrero de 2013 11:30 CET
 

MADRID (Reuters) - El grupo cementos Portland Valderrivas dijo el martes que mantiene negociaciones acerca de un intercambio de activos que afectaría a su filial vasca Cementos Lemona y a activos británicos.

"A día de hoy se encuentra en negociaciones para el intercambio de sus activos de Cementos Lemona y otros activos situados en el Reino Unido, sin que exista ningún compromiso en firme", dijo en un comunicado al supervisor bursátil.

Aunque la filial de FCC no menciona en su comunicado al regulados posibles compradores, el martes, dos fuentes dijeron a Reuters que Portland está negociando con la cementera irlandesa CRH un intercambio de activos por el que la española vendería Lemona a cambio del 26 por ciento que no posee en la cementera Uniland.

"Portland está negociando con CRH un intercambio de activos según el cual los irlandeses se quedarían Cementos Lemona a cambio de su 26 por ciento en Uniland", dijo en la víspera una de las fuentes conocedoras de la operación, añadiendo que la venta se limitaría a un intercambio de activos sin impacto en caja.

A las 10:48 hora local, las acciones de Portland bajaban alrededor del 2 por ciento tras haberse revalorizado más del 25 por ciento en las dos sesiones anteriores.

Entre caídas continuas del consumo de cemento en España, que se sitúa ya en mínimos de hace 50 años, Portland consiguió refinanciar recientemente diversos créditos gracias en parte al apoyo de su matriz FCC, que tuvo que inyectar fondos en la sociedad.

Las dificultades por las que atraviesan tanto Portland como su matriz han provocado cambios en la cúpula de la constructora, con Juan Béjar, presidente de Portland, entrando como primer ejecutivo del grupo y Baldomero Falcones abandonando la presidencia de la sociedad sustituido por la hija de la principal accionista, Esther Koplowitz.

FCC está centrada en un proceso de desinversión de activos para reducir una deuda de más de 7.200 millones de euros con vencimientos de 1.500 millones de euros este año y otro tanto el siguiente.

En diciembre, la constructora se vio obligada a cancelar el pago de dividendos con el objetivo de preservar su caja ante los esperados saneamientos de activos que tendrá que hacer en sus próxima presentación de resultados anuales.

Su nuevo primer ejecutivo dijo el martes a periodistas que presentará su nueva estrategia para los próximos años antes de que finalice el primer trimestre.