El Íbex cierra a la baja ante persistentes dudas sobre el crecimiento

jueves 7 de febrero de 2013 18:41 CET
 

MADRID (Reuters) - La bolsa española cerró el jueves con caídas, en línea con otros mercados internacionales, tras unas declaraciones del presidente del BCE que alejaron a los inversores de activos de riesgo como la renta variable ante una persistente debilidad económica en la zona euro.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo el jueves que actividad económica en la zona euro debería recuperarse gradualmente más adelante en 2013, aunque existen más riesgos negativos que positivos.

"Quizá si, como apuntan sus previsiones, la inflación baja hasta el 2 por ciento la institución se plantee una bajada de tipos para depreciar ligeramente la moneda y facilitar así la recuperación de la zona euro. Esta ha podido ser la lectura que han hecho los mercados", dijo IG en una nota.

En el mercado doméstico, la subasta de deuda del Tesoro español fue acogida con una sólida demanda, aunque vio un aumento de los tipos.

El Tesoro público colocó deuda por 4.611 millones de euros frente a una meta máxima prevista de 4.500 millones de euros en la primera subasta regular de febrero, que arrojó una demanda de 10.135 millones de euros, a pesar de la incertidumbre política existente en España.

El diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se situaba en los 381 puntos básicos contra los 386 pb de la apertura.

El Tesoro español va a realizar la semana que viene una serie de encuentros con inversores institucionales estadounidenses para explicar los avances fiscales y reformistas en el país con el objeto de atraer capital a la deuda pública, dijo una fuente oficial de Economía.

En este contexto, el Ibex-35 cerró con una bajada del 0,52 por ciento a 8.014,6 puntos, mientras el paneuropeo Eurofirst perdió un 0,25 por ciento.

Los grandes bancos lastraron el índice. Santander, bajó un 0,62 por ciento y BBVA un 0,56 por ciento, mientras que CaixaBank se dejó un 1,32 por ciento.   Continuación...

 
La bolsa española cerró el jueves con caídas, en línea con otros mercados internacionales, tras unas declaraciones del presidente del BCE que alejaron a los inversores de activos de riesgo como la renta variable ante una persistente debilidad económica en la zona euro. En la imagen, operadores bursátiles hablan en la bolsa de Madrid, el 6 de agosto de 2012. REUTERS/Susana Vera