ArcelorMittal ve recuperación modesta tras un pésimo 2012

miércoles 6 de febrero de 2013 10:51 CET
 

BRUSELAS (Reuters) - ArcelorMittal, la mayor siderúrgica del mundo, pronosticó una mejoría en la demanda y las ganancias este año después de un pésimo 2012 en el que un declive del consumo europeo y una desaceleración en China lo llevaron a unas profundas pérdidas netas.

La compañía con sede en Luxemburgo dijo el miércoles que el consumo mundial de acero crecerá un 3 por ciento este año después de un incremento del 2 por ciento el año pasado, con una aceleración del crecimiento en China y Brasil, mientras que Europa no sería tan débil como antes.

La firma dijo que espera que sus propios envíos de productos siderúrgicos se incrementen entre un 2 y un 3 por ciento en el 2013 y que los márgenes por tonelada mejoren ligeramente a lo largo del año debido a un plan de ahorro de costes.

Los envíos de mineral de hierro de sus operaciones mineras en expansión aumentarían en un 20 por ciento, con una aceleración de la producción en Canadá.

En general, las ganancias estructurales (EBITDA) serían mayores este año que los 7.080 millones de dólares (unos 5.229 millones de euros) de 2012, el segundo nivel más bajo desde que la compañía fue fundada en 2006.

El consejero delegado Lakshmi Mittal dijo que 2012 fue un año difícil para el acero, especialmente en Europa, donde la demanda ha caído un 8,8 por ciento, lo que provocó una serie de medidas para reducir la capacidad y recortar la deuda.

ArcelorMittal reportó una pérdida neta de 3.730 millones de dólares para el año, en gran parte el resultado de un golpe de 4.300 millones de dólares en el cuarto trimestre por la amortización en el valor de su negocio de acero europeo y 1.300 millones de dólares relacionados con la inactividad y el cierre de plantas.

 
ArcelorMittal, la mayor siderúrgica del mundo, pronosticó una mejoría en la demanda y las ganancias este año después de un pésimo 2012 en el que un declive del consumo europeo y una desaceleración en China lo llevaron a unas profundas pérdidas netas. En la imagen, vista de los hornos de ArcelorMittal en Ougree, cerca de Liege, el 28 de enero de 2013. REUTERS/Yves Herman