La economía de la zona euro muestra señales de recuperación

martes 5 de febrero de 2013 13:29 CET
 

LONDRES (Reuters) - La economía de la zona euro ha dado un giro, según un sondeo publicado el martes que mostró que las empresas son más optimistas sobre el futuro, pero el resultado revela la creciente brecha entre las economías de la región.

El PMI compuesto de Markit para la zona euro, que mide la actividad empresarial en miles de empresas, y que se considera una buena referencia de crecimiento, subió en enero a un máximo de 10 meses de 48,6 desde 47,2 en diciembre, una mejora respecto a la lectura preliminar de 48,2.

Aunque el índice está en contracción desde febrero del año pasado, su nivel ha subido en los tres últimos meses.

La industria privada compone casi dos tercios de la economía de la zona euro y, para gran preocupación de los políticos, el dato revela la creciente brecha entre Alemania, la mayor economía de Europa, y Francia, la segunda más importante del continente.

"La zona euro muestra claros indicios de curación, con una menor contracción en enero. La región se mueve hacia la estabilización en el primer trimestre", expresó Chris Williamson, economista jefe de Markit.

"El sesgo del crecimiento favorece claramente a Alemania, mientras que la contracción en Francia es la mayor desde que se inició el indicador en 1998".

El PMI compuesto de Markit para Alemania registró su mayor subida mensual desde agosto de 2009, disparándose hasta su nivel más alto desde junio de 2011. Pero en la vecina Francia se desplomó hasta su mínimo de casi cuatro años.

El PMI de servicios de Francia fue inferior incluso a los habituales rezagados, España e Italia.

El PMI de servicios de la zona euro, que compone casi la mitad de la economía del bloque, subió a un máximo de 10 meses de 48,6 desde 47,8 y por encima de una estimación de 48,3.

 
La economía de la zona euro ha dado un giro, según un sondeo publicado el martes que mostró que las empresas son más optimistas sobre el futuro, pero el resultado revela la creciente brecha entre las economías de la región. En la imagen, unos trabajadores en una línea de ensamblaje de Mercedes-Benz clase C en Stuttgart, el 5 de febrero de 2013. REUTERS/Michael Dalder