Los analistas responden al lanzamiento de BlackBerry rebajando acciones

jueves 31 de enero de 2013 18:05 CET
 

(Reuters) - Research In Motion presentó el muy esperado nuevo modelo de los teléfonos inteligentes BlackBerry y cambió su propio nombre corporativo el miércoles sin conseguir impresionar a los analistas de Wall Street, de los que tres rebajaron el valor de las acciones de la compañía.

RIM, que cambió su nombre por BlackBerry, exhibió dos dispositivos, el Z10 y el Q10, que utilizan su nuevo sistema operativo BB10 en una apuesta de la empresa pionera en el mundo de los teléfonos inteligentes por buscar un nuevo comienzo.

"A pesar del entusiasmo reciente despertado por los nuevos dispositivos de RIM BB10, vemos pocas posibilidades de atraer al hipercompetitivo mercado de teléfonos inteligentes", escribieron los analistas de Credit Suisse en una nota.

RIM afronta ahora una enconada lucha para lograr una mayor cuota en el mercado de los 'smartphones', dijo el analista de Credit Suisse, rebajando el valor de la acción desde "neutral" a "bajo rendimiento".

RIM lanzó su primer modelo de BlackBerry en 1999 y rápidamente monopolizó el mercado del correo electrónico seguro, pero su cuota de mercado se ha hundido después de que los consumidores se pasaran al iPhone de Apple y los dispositivos que usan el sistema operativo Android de Google.

Analistas de Evercore Partners dijeron que no esperaban que la nueva BB10 causara entusiasmo entre los clientes y rebajaron su nota.

"El nuevo hardware y el nuevo sistema operativo suponen una mejora sustancial frente a los antiguos productos de RIM, pero se espera una baja respuesta por parte de los consumidores debido a la dañada imagen de marca de RIM", dijeron.

Analistas de Barclays Capital escribieron en una nota que RIM había lanzado el mejor dispositivo posible que se podría haber esperado, pero tenía muchos desafíos por delante.

Los analistas dijeron que los precios de venta medios podrían ser demasiado altos para muchos mercados de países emergentes y aumentaba las dudas sobre cómo de rápido las empresas adoptarían los nuevos dispositivos.   Continuación...